Comunidades cerradas

Los centros de las ciudades vuelven a resurgir y con ellos también están en auge formas de vida con potencial para cambiar de manera sostenible la ciudad. El mejor ejemplo son las así llamadas comunidades cerradas. ¿Pero qué marca el éxito de esta opción? ¿Las comunidades cerradas son de verdad un concepto para el futuro?

Comunidades cerradasAlgo más que una moda pasajera

Las comunidades cerradas existen desde hace ya mucho tiempo. Surgieron en América por motivos de seguridad. Sobre todo en los EE.UU. la tendencia no ha parado hasta hoy y la cantidad de comunidades cerradas en el país de las oportunidades sigue al alza. En el siglo XXI esta corriente también ha llegado al continente europeo. Ya a mediados del siglo pasado se pusieron de moda tales villas en Francia. Un buen ejemplo de comunidad cerrada a la francesa es la Villa Montmorency, donde entre otros tiene su residencia el empresario francés Arnaud Lagardère. En Alemania se empezaron a construir en los 90 y entretanto también aquí convencen sus numerosas ventajas.

Seguridad y servicios

Las comunidades cerradas ofrecen sobre todo seguridad. No solo están protegidas por una verja, sino que además en muchos casos disponen de conserje o vigilante de seguridad que se asegura de que ninguna persona no autorizada acceda al recinto. Aparte de eso las comunidades cerradas ofrecen una serie de ventajas adicionales. Estas pueden ir de un campo de golf a una piscina o unos jardines. Todas tienen algo en común: aumentan la calidad de vida.
Así se puede vivir en el centro y disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza, lo mejor de ambos mundos. En algunas comunidades hay incluso colegios y supermercados. Los servicios incluyen la retirada de hojas y nieve, la recogida de basuras o el cuidado del jardín: un servicio completo que le facilita la vida diaria a los residentes.

Un lugar de retiro en el centro de la acción

El aspecto de las comunidades cerradas es tan variado como los motivos de su existencia. Normalmente se diferencian tres rasgos que se solapan en parte, que van de la mano con la decisión de tener un cierto nivel de lujo.

• Comunidades de estilo de vida: Los residentes de este tipo de urbanizaciones quieren encontrarse con gente con los mismos intereses con los que no solo compartan hobbies o deportes sino también una filosofía de vida. Tienen un marcado deseo de contribuir a dar forma a su entorno.

• Urbanizaciones de lujo: Un factor determinante de la elección de este tipo de vivienda es el capital social inherente a este tipo de vida. Son un símbolo de prestigio y de posición social. A menudo son famosos que desean una buena calidad de vida sin tener que comprometer nada. Un ejemplo conocido es La Finca en el norte de Madrid, una comunidad cerrada que han elegido muchos jugadores del Real Madrid como lugar de refugio.

• Zona de seguridad: Los habitantes de este tipo de comunidad cerrada, que es la que más se parece al tipo original, principalmente buscan tranquilidad y seguridad, lejos del bullicio y de los peligros de una casa urbana del tipo clásico.

En resumen, las comunidades cerradas no son solo flor de un día en este ramo. ¿Está usted también interesado en las numerosas ventajas y servicios exclusivos que ofrecen las comunidades cerradas? Estamos a su disposición en todo momento con nuestros amplios conocimientos. En nuestra página web encontrará información siempre disponible.

Engel & Völkers

La Dehesa
Av. Los Trapenses 3071
7690000 Santiago
Chile
Tel.
+56 2 29550989

A la tienda



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)