¿Quiere el mejor precio para su propiedad?

Engel & Völkers le está ofreciendo obtener el valor actual de su propiedad determinado de forma gratuita por nuestros expertos de mercado. Por favor, rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted en breve.

 
¡Suscríbase a nuestra newsletter y sea el primero en recibir nuestras ofertas!

Descubra propiedades interesantes de nuestro portfolio y encuentre más información sobre nuestros servicios y el fascinante mundo de Engel & Völkers.

Cómo afrontar una mudanza sin estrés

Una mudanza es un cambio drástico a nivel emocional para una persona que deja atrás mucho más que un hogar: deja recuerdos, felicidad y una parte de sí misma. Le damos las claves para afrontarlo sin estrés.

¿Por qué una mudanza genera estrés?

Santiago - 1.jpg

La casa es el lugar al que se vuelve. Es decir, el hogar representa ese espacio de intimidad en el que una persona se siente bien de verdad. Por ello, un cambio de casa afecta de lleno a la rutina de toda la familia, puesto que un hogar está vinculado con los recuerdos, las vivencias compartidas, los secretos, el descanso, las relaciones familiares y el amor. Es decir, una persona vivifica un hogar y lo llena de su propia esencia. Por ello, una mudanza requiere de un proceso de adaptación al cambio que puede producir estrés y ansiedad.

De entrada, la idea de hacer una mudanza produce una sensación de caos en la mente de la persona, que se siente desbordada ante todas las cosas que hay que preparar y organizar para hacer el traslado a tiempo. El estrés se produce al tener que dedicar mucho tiempo a este aspecto en medio de una rutina llena de ocupaciones de trabajo y recados. Por ello, la persona siente que no tiene tanto tiempo como desearía para organizar la mudanza con calma.

Del mismo modo, ante una mudanza se producen una serie de expectativas referentes tanto a lo que queda atrás, como a aquello que está por venir. La persona siente vértigo ante la idea de que la vida en su nuevo hogar no cumpla con sus expectativas. Por ejemplo, puede surgir cierta inquietud por saber si los vecinos serán amables o no. Por ello, la nostalgia de lo que se abandona se mezcla con la esperanza de que la vida en el nuevo hogar sea de su agrado, y se produce una confusión de sentimientos.

Una mudanza representa de forma metafórica la ley de la propia vida marcada por el cambio. El estrés surge al dejar atrás la fuerza de la costumbre, ya que cada persona tiene sus propias rutinas y comodidades en su casa, un entorno que representa, desde el punto de vista del coaching, su zona de confort. Es decir, el lugar en el que se siente segura al cien por cien. Un cambio de casa saca a la persona de su zona de confort desde el punto de vista físico y emocional.

Al hacer una mudanza, la familia tiene que adaptarse no sólo a una nueva casa sino también, integrarse en un nuevo barrio, descubrir dónde están las zonas comerciales y de ocio, conocer dónde está la biblioteca más cercana o cuál es el mejor itinerario para ir al trabajo… Es decir, un cambio de casa trae consigo otros muchos cambios que pueden generar estrés. 

Preste atención a estos consejos y logre que mudarte sea lo menos estresante para poder disfrutar al máximo de vuestro nuevo hogar.

Adopte una actitud positiva ante cualquier cambio, esto le ayudará a no ser pesimista y afrontar los nuevos retos con energías positivas. Por lo tanto es fundamental adoptar una actitud abierta frente a todas las dificultades que se presentarán en una mudanza. Compruebe tener a mano las herramientas necesarias.

Elija un buen transportista. Busque una empresa de mudanzas especializada que le garantice un servicio de calidad. En estos casos es importante que todo el mobiliario pueda ser transportado de un lugar al otro sin sufrir desperfectos.

Planifique con tiempo el embalaje, una tarea estresante que muchos la consideran todo un arte. Para que su mudanza sea un éxito la clave está en una planificación adecuada del embalaje. Comience preparando todos los materiales que va a necesitar, así como los objetos más delicados. Recuerde que va a necesitar varias cajas de diferentes tamaños. Lo más recomendable es embalar “cuarto por cuarto” y anotar lo que hay en cada caja. De este modo, lo correspondiente a cada ambiente de la casa se encontrará agrupado.

Busque colaboradores entre sus amigos que para eso están. Recuerde que no va a poder usted solo. Mudarse suele ser una situación especial en la cual aquellos que lo quieren le brindarán ayuda. Si no fuera así, anímese a pedir colaboración a sus seres queridos. Su familia podría ayudar con el cuidado de los niños y las mascotas para que no tenga que estar pendiente de muchas cosas a la vez. Organice una buena estrategia para que todo salga perfecto.

Tómelo con mucha calma porque la va a necesitar. Todo no lo va a terminar el primer día, es mejor hacerlo con tranquilidad para no tener sorpresas. Sentirse cómodo en el nuevo espacio es parte de un proceso que requiere tiempo y paciencia. Por ello, los primeros días, tómese tiempo para disfrutarlo. Para descansar, de una vuelta por el barrio, visite restaurantes y lugares cercanos, conozca los supermercados y preséntese a tus nuevos vecinos.

Engel & Völkers

Providencia Oriente - Las Condes Poniente/Barrio El Golf
Presidente Riesco 2910
12345 Santiago
Chile
Tel.
+56 2 2690 6500

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)