Día Internacional de la Mujer en Engel & Völkers: nuestras directivas

El 8 de marzo también se celebra el Día Internacional de la Mujer en Engel & Völkers. Con motivo de esta festividad, hemos pedido una entrevista a tres mujeres del equipo directivo de la sede central de Engel & Völkers en la HafenCity de Hamburgo: Bettina Princesa de Wittgenstein, directora de Comunicación Corporativa Global, Michaela Cordes, editora jefe de la Revista GG, y Paloma Pérez, directora general de Engel & Völkers Market Center.

Barcelona - Para el Día Internacional de la Mujer, las directivas de Engel & Völkers hablan sobre éxito, igualdad y la conciliación de la vida familiar y profesional.

Por favor, describa su camino a Engel & Völkers.

Bettina Princesa de Wittgenstein, directora de Comunicación Corporativa Global: Es más bien una coincidencia. Christian Völkers y yo éramos amigos y me convenció. Han pasado 25 años y sigo estando muy contenta de estar aquí. Esto se debe también al hecho de que tengo la gran suerte de trabajar con muchos amigos. Cuando empecé, la compañía se veía muy diferente. Apenas éramos unos 100 empleados, hoy en día hay más de 11.000. Tuve la oportunidad de compartir este emocionante viaje y dar forma a muchos de los avances. Comencé en el área de “Castillos y mansiones” y luego, a lo largo de mi carrera, dirigí varias divisiones corporativas, desde la Academia E&V hasta la editorial Grund Genug Verlag. Entretanto, llevo muchos años como responsable de Comunicación Corporativa Global.

Michaela Cordes, redactora jefe de la revista GG:  Un amigo de Christian Völkers le propuso en 2005 que me nombrara nueva redactora jefe de GG. Después de mi formación en la Escuela de Periodismo Springer en Dresde y Hamburgo, trabajé durante dos años como corresponsal en el extranjero para Gruner & Jahr en Los Ángeles. E&V se desarrolló cada vez más internacionalmente y el objetivo de CV era darle a su revista un toque más global. Eran los tiempos en que revistas como “Park Avenue” o “Vanity Fair” se lanzaban al mercado en Alemania. CV y yo nos conocíamos porque habíamos crecido en la misma parte de la ciudad, Blankenese. Ese mismo verano nos encontramos por primera vez en su finca de Mallorca para hablar de su visión y le pinté una idea de cómo convertir su revista GG, que hasta entonces había presentado sobre todo casas bonitas pero vacías, en una apasionante revista internacional sobre el estilo de vida. “Debe haber más alma”, le expliqué, “debe haber más gente que uno quiere conocer”. Personalidades internacionales que inspiran a los lectores e indirectamente llaman la atención sobre las hermosas casas que se encuentran en la parte posterior de la revista. ¡CV me dio el visto bueno! Formamos un nuevo equipo de GG, traje a Janine Weitenauer a bordo de la Revista GG como directora creativa para el look & feel y seis meses después le presentamos a CV su nueva revista GG En la portada, en lugar de la habitual foto conservadora del interior, se podía ver a Valesca Hermes con otras dos hermosas mujeres riendo en una cama en Marrakech con largos vestidos de noche cortados. En su interior había una entrevista exclusiva con Richard Meier, un reportaje sobre la etiqueta de fiesta y otras emocionantes historias de personalidades. Recuerdo que CV se aflojó la corbata, se quitó la chaqueta, se quedó callado y volvió a sentarse. Finalmente dijo riendo: ¡Sí, es una revista de verdad¡ Este sigue siendo un momento inolvidable hasta el día de hoy!

Paloma Pérez, directora general de Engel & Völkers Market Center: Si tuviera que elegir los principales hitos de mi carrera, serían los siguientes:

  • Graduarme como ingeniera de telecomunicaciones, en un momento en que en las clases de ingeniería en la universidad los hombres superaban en número a las mujeres por 50 a 1, fue para mí la experiencia de aprendizaje más singular; la confianza en uno mismo y el trabajo arduo siempre obtendrán el éxito y a pesar de estar en un mundo de hombres, nunca sentí que no formaba parte de la comunidad.

  • Mi primer trabajo como ingeniero en la compañía IBM fue una gran experiencia técnica y creativa. También me dio la oportunidad de intentar romper algunos estereotipos, ya que vestir ropa femenina de moda no es incompatible con tomar en serio mis capacidades como ingeniero.

  • Mi primer puesto directivo fue como Gerente de Integración de Tecnología en Andersen Consulting, donde aprendí que el liderazgo no se trata de ti, sino de cambiar nuestro enfoque de mí a otros. El egoísmo es incompatible con el liderazgo.     

  • En 2004 decidí salir de la tecnología y me inicié como Directora de Operaciones de la compañía de seguros Pelayo, siendo responsable de un equipo de más de 300 personas y con el reto de gestionar la mayor transformación de su historia. Durante este periodo también aproveché la oportunidad para estudiar un máster en el IESE y en Harvard.  

  • Antes de incorporarme a Engel & Völkers en 2014, fui vicepresidente de ventas y operaciones para Europa, Australia y Asia en Best Doctors.

Barcelona - Para el Día Internacional de la Mujer, las directivas de Engel & Völkers hablan sobre éxito, igualdad y la conciliación de la vida familiar y profesional.

¿Cómo ve usted la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la vida laboral y qué experiencias ha tenido?

Bettina Princesa de Wittgenstein: Ya han pasado muchas cosas, pero desgraciadamente todavía existe una “brecha de género” en muchas áreas. Cuando empecé mis estudios de negocios de joven, esto era muy inusual. La mayoría de mis amigas estudiaban idiomas o historia del arte. La generación más vieja era muy escéptica sobre mi carrera. Pero era perfecta para mí.

Michaela Cordes: Creo que personalmente tuve mucha suerte porque aprendí pronto a lidiar con comentarios descarados e intimidaciones de los hombres. En mis primeros días como pasante en BILD Dresden en 1992, poco después de la caída del comunismo, era normal que me enviaran a una especie de prueba de fuego. Y ciertamente me trataron diferente por ser una mujer joven que a un hombre de la misma edad. En la gran conferencia del primer día, por ejemplo, el jefe me preguntó delante de una multitud: ¿Sus dientes son de verdad reales? Me reí y le dije encantadoramente: “Sí, pero yo no fumo tanto como usted”. Cuando volví después de un reportaje fotográfico y entregué mi cámara y mis carretes al director de fotografía, él se me acercó poco después y me dijo: “Desafortunadamente, no hay ninguna foto aprovechable”. ¡No podemos publicar nada de eso! Así que volví a salir y fotografié todo de nuevo. Pero cuando se hizo evidente que estaba trabajando duro para conseguir buenas historias, el respeto por mí también creció. Al final, incluso me ofrecieron un empleo fijo. Más tarde, cuando estuve trabajando mucho en Hollywood, de vez en cuando viví este comportamiento masculino, que se hizo público en la discusión de #Metoo. Sin embargo, soy de la opinión de que una mujer puede protegerse de esto, siempre y cuando, por supuesto, sea lo suficientemente fuerte para ello. Pero en mi carrera también he visto a redactores jefe alemanes decir claramente: “No voy a nombrar a una mujer jefa de departamento. Todas se quedan embarazadas de todos modos y luego se van”. Gracias a Dios esta conciencia ha cambiado completamente en los últimos años. En la actualidad, yo prefiero trabajar con mujeres que también tienen hijos y familia. Porque no sólo pasan horas discutiendo cómo se podría hacer algo en teoría, sino que saben cómo trabajar con un propósito, de manera rápida, eficiente y fiable. Es algo lógico: las madres no tienen el lujo de concentrarse en un solo tema, sino que tienen que hacer muchas cosas al mismo tiempo. ¡Esta habilidad puede ser muy útil en el trabajo, siempre y cuando también se tenga el oficio y el conocimiento!

Paloma Pérez: Me siento muy afortunada ya que no viví en el mundo en el que mi madre o las mujeres de otros países viven, donde las opciones de carrera para las mujeres son tan limitadas. He estado en compañías muy meritocráticas donde si trabajas duro siempre tienes oportunidades. No recuerdo que nadie cuestionara mi capacidad sólo por ser mujer. Pero la realidad habla, puesto que sólo el 15 % de la alta dirección de las empresas son mujeres. Las cifras no se han movido desde 2002 y van en la dirección equivocada.  Creo que el problema es una cuestión de confianza. Los puestos de alta dirección son puestos de confianza y es más fácil confiar en lo que ya sabes.  Por eso es muy difícil ser la primera mujer en un puesto; se necesita un gerente masculino que asuma el riesgo de nombrar a alguien completamente diferente.  Una vez roto el techo de cristal, a la primera mujer le siguen otras.  

¿Qué mujer de la esfera pública le impresiona y por qué?

Paloma Pérez: Madeleine Albright. Ella es un ejemplo de cómo romper el techo de cristal. Fue la primera mujer que ocupó un alto cargo en los Estados Unidos después de recibir el apoyo unánime del Senado de los Estados Unidos. Albright fue la elección más inusual; una mujer no americana de Checoslovaquia. Albright tomó muchas decisiones valientes y nunca perdió su confianza y su estilo. Su liderazgo femenino le permitió, por ejemplo, ser la primera secretaria de Estado que trató de extender la mano de la amistad a Corea del Norte.

Bettina Princesa de Wittgenstein: Me impresiona especialmente la periodista de CNN Christiane Amanpour, que se ha abierto camino en el mundo de los reportajes sobre la guerra, dominado por los hombres, y que desde entonces ha informado desde todas las zonas de crisis internacionales. Es la moderadora principal del exitoso formato “Amanpour” de “Global Affairs”, en el que entrevista a las personas más importantes del mundo. Por su trabajo ha ganado los premios más codiciados del periodismo televisivo internacional. Además de esta increíble carrera, Christiane Amanpour es madre de un niño.

Michaela Cordes: Katherine Graham, antigua jefa y dueña del Washington Post, es una de las mujeres a las que siempre he admirado: su biografía Personal History - we print!, es una lectura increíblemente inspiradora. Es la historia de una mujer que inesperadamente, a través del suicidio de su marido depresivo, fue puesta al frente de uno de los periódicos más importantes del mundo. Era una época en la que no había ninguna mujer en tales puestos y, por lo tanto, al principio apenas se les tomaba en serio. Pero quizás también debido a su humildad y coraje civil, se convirtió en una editora muy exitosa y fue fundamental para descubrir uno de los mayores escándalos políticos: el Watergate. Básicamente, admiro a las mujeres que tienen el valor de hacer las cosas de una manera completamente diferente a la que se hace o se espera que se haga. Así es como también me gusta elegir a los protagonistas para nuestras historias de portada de GG. Anine Bing, Tory Burch, Tanya Streeter, Katharina Harf: para mí personalmente, todas ellas son heroínas modernas que defienden apasionadamente algo y que hacen caso omiso de los prejuicios y de cualquier “no se puede”. Y lo mismo es válido para nuestra mujer de portada, la Dra. Barbara Sturm. Lo que es interesante de esto es que todas ellas tienen ambas cosas: hijos y sus propias empresas.

Barcelona - Para el Día Internacional de la Mujer, las directivas de Engel & Völkers hablan sobre éxito, igualdad y la conciliación de la vida familiar y profesional.

¿Qué características la distinguen como una “mujer empoderada”?

Bettina Princesa de Wittgenstein: Pienso, en primer lugar, en las cualidades clásicas que hay que aportar para tener éxito: disciplina, rapidez, capacidad de decisión, resistencia al estrés y, sobre todo en Engel & Völkers, flexibilidad. Además, hay que añadir la inteligencia emocional y la capacidad de establecer objetivos y perseguirlos. En la vida profesional es muy importante poder delegar bien y motivar a un equipo. Pero aquí tengo que decir que siempre he tenido la suerte de tener un gran equipo a mi lado. Las redes internacionales juegan un papel importante para mí, al igual que la multitarea: en realidad siempre que voy en coche aprovecho para hacer hacer unas llamadas. Y también tienes que tener la “voluntad de renunciar”: mientras mis amigas se reunían para almorzar varias veces a la semana, yo dividía mi tiempo entre mi familia y el trabajo.

Paloma Pérez: No quiero exagerar las características de las mujeres líderes porque hay tantos estilos individuales como líderes, pero creo que hay ciertas actitudes y comportamientos que prevalecen más en las mujeres que en los hombres:

1. Las mujeres empoderadas son fuertes en destrezas sociales como la pasión, la determinación y la empatía.

2. Una mujer empoderada se siente más cómoda en una organización plana que en una organización jerárquica. Ellas entienden que el liderazgo no se trata de controlar/imponer, sino de respetar; todas las personas son iguales, nadie es superior. Por lo tanto, no utilizan métodos coercitivos para demostrar su liderazgo.  Prefieren convencer, ser un referente y trabajar codo con codo.

3. Finalmente la mujer empoderada no teme reconocer el apoyo de los demás por su éxito. Este reconocimiento constante hace que el equipo se sienta seguro y valorado.

Y un punto que sigue siendo muy importante para mí personalmente: tener mucho sentido del humor. Sin humor no es posible.

Michaela Cordes:  No sé si me llamaría así. Sin embargo, no puedo negar que cuando era niña tuve muchos ejemplos de mujeres empoderadas. Mi abuela materna era cantante de ópera y una mujer muy cariñosa, pero también increíblemente fuerte e independiente. Su hija, mi madre, me tuvo muy pronto y luego adoptó dos hijos, en una época en la que a nadie se le ocurría hacerlo. Simplemente porque mis padres querían darles un hogar a estos niños. Hasta el día de hoy mi madre es una mujer inquieta que dice lo que piensa y rebosa vitalidad y curiosidad. Ella me educó desde el principio para que siempre me formara una opinión independiente sobre las cosas y para que creyera en mis sueños. Y en mis dos hijas (17 y 20) puedo ver hoy que esta fuerza perdura.

Como mujer, ¿tiene que decidir (todavía) entre hijos y carrera y qué consejo daría a las mujeres jóvenes a este respecto?

Bettina Princesa de Wittgenstein:  El mundo se ve muy diferente hoy en día de lo que se veía en mi juventud. En la generación de mis hijas adultas, un título universitario es algo que se da por sentado. Hoy en día, las mujeres y las madres tienen que ser autosuficientes y económicamente independientes. Sin embargo, sigue siendo un acto de equilibrio para las mujeres, por muy bien organizadas que estén. Yo tengo un marido, dos hijas, dos perros, dos viviendas y mi trabajo. Sin embargo, siempre ha sido un gran placer para mí hacer algo fuera de mi familia.

Estoy firmemente convencida de que las mujeres pueden lograr los mismos resultados profesionales que los hombres. Los países escandinavos nos sirven de modelo. En Suecia, por ejemplo, alrededor del 80 por ciento de las mujeres trabajan, muchas de ellas en puestos de dirección.

Michaela Cordes:  Ahora quisiera responder “no”. Pero sobre todo en Alemania, me parece, no sólo tenemos que vérnoslas con escasez de plazas de guardería, sino también, desgraciadamente, con un cierto estatus, lo que hace muy difícil que las mujeres jóvenes de hoy en día se liberen de este dilema y encuentren su propio camino. Yo misma lo viví cuando tuve mi primera hija. Poco después de dar a luz, la mitad de las mujeres de mi entorno me preguntaron: ¿Y el segundo para cuándo? La otra mitad me preguntó cuándo volvería a trabajar. Tuve la suerte de que el padre de mis hijas me apoyara mucho y le pareciera maravilloso que me quedara en casa con las dos niñas, por lo que no tuve que volver a trabajar hasta que una entró en la escuela y la otra al jardín de infancia. Pero eso es una excepción. Hoy en día, ambos miembros de la pareja suelen tener que trabajar. Los franceses tienen un buen modelo: allí es completamente normal y también está socialmente aceptado, además de ser asequible, que las mujeres trabajadoras metan a sus bebés y niños pequeños a una guardería. En cualquier caso, yo aconsejaría a todas las mujeres jóvenes que tengan una educación adecuada Y que adquieran algunos años de experiencia profesional antes de tener hijos. Así será más fácil reincorporarse después y además ayuda a tener confianza en una misma cuando el horizonte de repente se hace mucho más pequeño con pañales y biberones. Cuando pienso en las innumerables noches de insomnio de entonces, me ayudó mucho recordar todas las emocionantes experiencias profesionales y es por eso que pude dedicarme por completo a este tiempo tan único y breve de cuidado de los bebés.

Paloma Pérez: Creo que una mujer o un hombre nunca deberían estar en posición de decidir entre la vida personal y la vida profesional. Las personas exitosas son personas felices que tienen una vida bien equilibrada. He decidido no tener hijos no por el trabajo, sino porque no me veo como madre. Mi consejo para las mujeres jóvenes es que deben decidir qué tipo de vida quieren tener, cuáles son sus prioridades y qué es lo que realmente aman, y ser coherentes con ello. No intentes ser una supermujer; tienes tiempo limitado y necesitas decidir lo que NO quieres hacer. Si te gusta trabajar y tener hijos, tienes que hacer de tu pareja una verdadera pareja. Algo que también distingue a las mujeres empoderadas son sus parejas. Si tienes una pareja que no intenta competir sobre quién tiene el trabajo más importante y no entiende que sois iguales, olvídate de tu trabajo u olvídate de tu pareja. 

Con motivo del Día Internacional de la Mujer también recomendamos las entrevistas con mujeres empoderadas de nuestra red internacional.

Contáctenos ahora

Engel & Völkers Asesora inmobiliaria Maria Danilova
Correo electrónico
Atrás
Contacto
Introduzca aquí sus datos de contacto
Gracias por su mensaje. Nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Su equipo Engel & Völkers
Tratamiento
  • Señor
  • Señora

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.

Enviar ahora

SABEMOS CUÁL ES EL VALOR DE SU INMUEBLE

¿Sabe cuál es el valor actual de su propiedad? No importa si quiere saber su precio de mercado o si quiere vender el inmueble al mejor precio: nuestros expertos en marketing estarán encantados de ayudarle con una valoración gratuita y sin compromiso.
Descúbralo ahora
Atrás
Contacto
Introduzca aquí sus datos de contacto
Gracias por su mensaje. Nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Su equipo Engel & Völkers
Tratamiento
  • Señor
  • Señora
Por favor, introduzca la información correcta

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.

Enviar ahora

Síganos en las redes sociales



Array
(
[EUNDV] => Array
(
[67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
[67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
)
)