Engel & Völkers Socios licenciatarios Madrid La Moraleja - Mirasierra/Puerta de Hierro > Blog > Diferencias entre teletrabajo y trabajo a distancia

Diferencias entre teletrabajo y trabajo a distancia

La rápida expansión del Covid-19 ha obligado a múltiples sectores profesionales a reinventarse para poder adaptarse a esta nueva situación, potenciando el teletrabajo, una modalidad laboral desconocida para muchos que apuesta por afianzarse tras la crisis sanitaria.

Trasladar el trabajo a casa ha supuesto una victoria para frenar el virus y en consecuencia, muchas empresas y trabajadores han encontrado en esta forma de trabajar múltiples beneficios y ventajas.

El teletrabajo llega para quedarse, y con ello, la necesidad de contar con viviendas más amplias y adaptadas a albergar una oficina en el domicilio.

Tras el auge y la buena acogida del teletrabajo, muchos expertos tratan de aclarar la diferencia entre la modalidad laboral de teletrabajo y trabajo a distancia.


Teletrabajo y trabajo a distancia

Esta nueva realidad provocada por la pandemia mundial del Covid-19 ha causado confusión entre muchas empresas e instituciones. No es lo mismo teletrabajo que trabajar a distancia.

Ambas modalidades comparten muchos aspectos en común, pero otros detalles que las hacen diferentes. Estos son las principales diferencias entre ambas formas de trabajo.


Definición

La principal diferencia la podemos encontrar en su propia definición.

El teletrabajo se define como el desempeño subordinado de una actividad laboral sin presencia física del trabajador con una empresa, a través de equipos informáticos, de telecomunicaciones y análogos, donde existe un control o supervisión de las labores por parte de la empresa.

En cambio, el trabajo a distancia se puede definir como aquella actividad que se ejecuta de forma permanente o temporal, continua o discontinua de un trabajador en el domicilio o en un lugar destinado para desarrollar dicha actividad sin supervisión por parte de la empresa.


Equipos necesarios para desarrollar la actividad

En el caso del teletrabajo, los equipos informáticos con los que desarrollar la actividad deben proporcionarlos las empresas y el trabajador debe ser responsable de su uso y conservación. En caso de que el trabajador deba usar sus propios equipos, la entidad para la que trabaja debe compensar la totalidad del gasto.

En cuanto el trabajo a distancia, la empresa puede hacerse responsable de la entrega de los equipos de trabajo, aunque si son de propiedad del trabajador los equipos destinados para el desarrollo de la actividad, estos deben contemplarse en el cobro de sus servicios.


Uso de telecomunicaciones

Para el teletrabajo, es imprescindible contar con conexión a Internet para desarrollar la actividad, así como disponer de elementos de comunicación con la empresa para la supervisión del trabajo.

En el caso contrario, en ocasiones, no es tan importante. Por ejemplo, un artesano que realice trabajo a distancia o a domicilio no es necesario de ningún elemento de telecomunicaciones para realizar su trabajo ni para su supervisión.


Derechos y obligaciones del empleado

Los derechos y obligaciones que posee un empleado de teletrabajo son los mismos que cualquier trabajador que deba desplazarse a su centro de trabajo para desarrollar la actividad.

En cambio, el trabajo a domicilio dispone de otro régimen diferente. En este caso podríamos englobar a los conocidos como freelance o empresarios individuales conocidos comúnmente como autónomos.


Otras diferencias

Además de las nombradas anteriormente, podemos encontrar otras diferencias no tan significativas, como, por ejemplo, el sentimiento de pertenencia hacia la empresa.

En el caso del primer término, el trabajador tiene un sentimiento de pertenencia a la empresa, lo que proporciona una mayor productividad y bienestar con la actividad, mientras que, en el caso del trabajo a distancia, ese vínculo con la empresa en muchas ocasiones no llega a afianzarse.

Por otro lado, en muchas ocasiones, se puede producir una falta de comunicación entre el trabajador a distancia y la empresa que contrata sus servicios, viéndose perjudicado el resultado final del trabajo.


Similitudes entre ambos conceptos

El trabajo a distancia puede desarrollarse en la vivienda en muchas ocasiones, mientras que el teletrabajo es una modalidad laboral que exige al trabajador trabajar desde el domicilio.

En este caso, es imprescindible contar con una oficina en el hogar, ya sea en un espacio exclusivo para ello o acondicionando u otro espacio compartido para distintas actividades.

Tras el auge de estas modalidades laborales, es indudable que muchos trabajadores necesiten adaptar su vivienda o tomar la decisión de mudarse a otra más amplia que cumpla con estas nuevas necesidades.

Engel & Völkers La Moraleja, Mirasierra y Puerta de Hierro, trabaja en la comercialización de viviendas en las mejores zonas de Madrid. Viviendas adaptadas al trabajo en el domicilio, ya que cuentan con amplios espacios multifuncionales que harán más fácil y confortable la vida de sus propietarios.

Por otro lado, estas viviendas se enmarcan en exclusivas urbanizaciones y localizaciones privilegiadas a pocos kilómetros de la capital.

Contáctenos ahora
Engel & Völkers
Socios licenciatarios Madrid La Moraleja - Mirasierra/Puerta de Hierro
  • C/ Azalea 1, Miniparc, edif, F - 4
    28109 Alcobendas (Madrid)
    Spain

SABEMOS CUÁL ES EL VALOR DE SU INMUEBLE

¿Sabe cuál es el valor actual de su propiedad? No importa si quiere saber su precio de mercado o si quiere vender o alquilar el inmueble al mejor precio: nuestros expertos en marketing estarán encantados de ayudarle con una valoración gratuita y sin compromiso.

Síganos en las redes sociales