Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

El 35% de los españoles quiere comprar una casa este año

No hay duda, el sector inmobiliario está aumentando su demanda. Tal y como reflejan los datos aportados por INE, a lo largo del año pasado, el número de transacciones de compraventa de inmuebles en España creció significativamente con respecto al año anterior, lo que hace pensar que la tendencia alcista seguirá patente durante 2018. 

Algo similar ocurre con la intención de compra, una operación que de momento no se ha llevado a cabo, pero que se hará en un futuro próximo. Según la encuesta llevada a cabo por la plataforma HelpMyCash en la que participaron más de dos mil españoles, parece ser que el 17% de los ciudadanos tiene previsto comprar un inmueble en 2018 y que el 18% lo está considerando. 
Según los datos anteriores, el 35% de los consumidores quiere comprarse una vivienda en 2018, frente a un 65% que no desea hacerlo, al menos no de momento. Sin embargo, hay que aclarar que, de ese 65%, un 59% pertenece a aquellos consumidores que ya poseen una vivienda propia, frente al 41% que no son propietarios de ningún inmueble. 

Lo cierto es que según la información barajada por Fotocasa, en 2017 se superaron las 470.000 operaciones de compraventa, lo que significa un incremento anual del 15%. Con respecto a 2018, se prevé que las operaciones de compraventa superen las 500.000. Del mismo modo y siempre que el Euribor sea negativo, se cree que, dado el esfuerzo de la banca y la nueva ley hipotecaria, se consolidarán las hipotecas a tipo fijo en 2018. 

Madrid - El 35% de los españoles quiere comprar una casa este año

¿Quiénes demuestran mayor intención de compra?

La mayor intención de compra prevalece entre los jóvenes, concretamente las personas de edades comprendidas entre los 26 y los 35 años. El 21% de aquellos encuestados que pertenecen a este grupo de edad aseguran que este año comprarán un inmueble, frente a un 19% que afirma no tenerlo tan claro, pero que al menos se lo está planteando. 

El 18% de los más jóvenes, es decir, los que pertenecen al tramo de los 18 a los 25 años, afirman con seguridad que sí comprarán una casa, en contraposición a un 23% perteneciente a los más indecisos. Las personas de edades comprendidas entre los 36 a los 45 años tienen una intención de compra de un 17%, frente a un 20% entre los ambiguos y dudosos. 
El último grupo, es decir, las personas que superan los 46 años no tienen tantas ganas de hacer una operación de tales características. El porcentaje de los decididos de este grupo va en descenso hasta llegar a las personas de más de 66 años, cuya intención de compra no es tan transcendental. 

Haciendo un breve resumen se puede decir que los consumidores más potenciales, es decir, los que muestran mayor interés a la hora de comprar un inmueble, son los que pertenecen al tramo de los 26 a los 35 años. En el otro lado de la balanza estarían las personas mayores de 46 años, cuyo porcentaje desciende hasta llegar a los que superan los 66 años, cuyo número es prácticamente residual. 

¿Ahorramos lo suficiente?

Muchos españoles desean convertirse en propietarios de un inmueble en 2018, sin embargo, sus ahorros no se lo permiten o al menos parecen decir otra cosa. A la hora de comprar una casa y obtener una hipoteca se ha de contar con ahorros suficientes como para poder sufragar el 35% del valor total del inmueble en cuestión. El 20% corresponde a la parte inicial que hay que pagar por adelantado y que permite reducir la deuda, mientras que el 15% restante se debe a los gastos propios de la compra. 

Esas cifras son demasiado altas y la mayoría de los consumidores no posee esos ahorros en sus cartillas. De hecho, el 64% de los encuestados que pretende comprarse una vivienda en 2018 afirma poseer menos de 10.000€ ahorrados. En contraposición está el 30% de los encuestados, que dispone de una cifra en torno a los 10.000 y los 50.000€. Tan solo el 6% cuenta con una cifra superior para poder hacer frente sin problemas a los gastos y pago inicial de una hipoteca. 

Los consumidores que no poseen medios suficientes, pero que sí tienen intención de compra (el 64% de los encuestados), deben cambiar su situación e incrementar sus ahorros si quieren dar el paso. Y es que, por regla general, los bancos solo tienden a financiar el 80% de una vivienda, salvo que se trate de inmuebles que sean propiedad del banco, en cuyo caso pueden llegar a financiar el cien por cien. De ese modo y como ejemplo aclaratorio, a la hora de comprar una casa de 150.000€, hay que disponer de 50.000€ de ahorro. 

Algunas personas han comenzado a tomárselo muy en serio y están ahorrando cuanto pueden. De hecho, aquellos que consiguen ahorrar más de 300€ al mes son los que tienen mayor intención de compra. Tras ellos les sigue los que ahorran entre 200 y 300€ mensuales y en último lugar los que ahorran una cantidad inferior, aquellos que poseen una intención de compra mucho menor. 

Hipotecas fijas o variables, he ahí la cuestión

Los consumidores que han cambiado su estado de inquilinos por la de propietarios tienen que hacerse con una hipoteca. Según los analistas, las hipotecas a tipo variable contarán con un Euribor bajo cero durante 2018. Al menos durante los tres primeros trimestres, porque parece ser que en los últimos meses del año podría repuntar. En cuanto a las fijas, el precio podría aumentar levemente en 2018. Lo cierto es que la popularidad de los préstamos a tipo fijo ha aumentado y actualmente forman parte del 35% de los contratos nuevos. De hecho, se prevé que seguirán teniendo el mismo éxito en 2018. 

Los mejores contratos fijos son aquellos que empiezan con el 1,90% en un plazo de 20 años. Si bien, en la actualidad, algunos cuentan con intereses superiores, estando libres de gastos y comisiones. Estos préstamos no exigen ningún tipo de vinculación con coste y en ocasiones sus requisitos son mínimos, como puede ser el domiciliar la nómina. 

En resumen, los consumidores que decidan contratar una hipoteca a tipo variable en 2018, se encontrarán con una grata sorpresa, al menos durante los primeros trimestres del año, pues se espera que el Euribor continúe en negativo. No hay duda de que los intereses serán atractivos, aunque a final de año, estos préstamos podrían encarecerse. En cuanto a los modelos de interés fijo, la tendencia al alza que ha vivido la banca en 2017 se consolidará en 2018. Incluso puede existir un auge mayor impulsado por la ley hipotecaria que justamente pretende incentivar estos préstamos. 

El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

El Gobierno pretende reactivar la compraventa de inmuebles, tras un tiempo en el que los ciudadanos perdieron su derecho a ciertos incentivos fiscales y ayudas generadas por el Ejecutivo en el pasado.
 
Han pasado cuatro años y las ayudas marcadas esta vez en el Plan de Vivienda 2018-2010 vuelven a hacer acto de presencia. Estos incentivos buscan beneficiar a un segmento de la población que dispone de menos posibilidades dada la precariedad laboral actual y la dificultad en la concesión de préstamos. 

Estas ayudas pretenden satisfacer ciertas necesidades de vivienda, en cuanto a alquiler y compra se refiere, a aquellos jóvenes que no pueden pagar dicha mensualidad. De ese modo, el plan aprobado para su puesta en marcha en 2018, ofrece ayudas a quienes estén interesados en comprar o alquilar una vivienda y no posean suficientes medios económicos a su alcance.

¿Quiénes podrán beneficiarse de las ayudas?

Un buen número de compradores se encuentran en una situación de reposición, es decir, muchas familias desean vender sus hogares para comprarse una vivienda nueva. Sin embargo, algunos expertos opinan que el mercado inmobiliario podría verse perjudicado de nuevo. 
Para que esto no suceda, las nuevas generaciones han de convertirse en propietarios, de ahí que este plan de vivienda contemple una serie de ayudas con las que poder afrontar ese temido desembolso inicial del 20% sobre el valor de la vivienda con un máximo de 10.800€. 
Esta iniciativa permitirá que los jóvenes menores de 35 años puedan sufragar los gastos iniciales propios de una compraventa (registro, notario, impuestos, etcétera). El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció a los medios las medidas de este plan, cuya entrada en vigor comenzaría el 1 de enero. 
 
Los jóvenes menores de 35 años que cuenten con unos ingresos inferiores a 1.600€ mensuales, podrán solicitar dicha ayuda. Las únicas condiciones serán: no poseer otra vivienda en propiedad y residir en el inmueble adquirido durante un periodo mínimo de cinco años. 
Estas ayudas podrían animar mucho a los jóvenes, aumentando las operaciones de compraventa efectuadas en 2018. Aunque no solo ellos podrán beneficiarse las ayudas de este nuevo plan. Las personas mayores de 65 años también contarán con una ayuda de hasta 200€ mensuales para pagar las facturas de suministro (gas, luz, agua y comunidad).  
 
Los beneficiarios mayores de esta ayuda no podrán cobrar una pensión que supere tres veces el Salario Mínimo Interprofesional. Además, el plan dispone de otras ayudas, esta vez a empresas privadas y organismos públicos encargados de construir viviendas en alquiler para personas mayores.

    Engel & Völkers

    Madrid
    Génova, 27 - 5ª planta
    28004 Madrid
    España
    Tel.
    +34 91 277 45 00

    A la tienda


    Ofrezca su propiedad

     
    Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

    He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Madrid y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.


    Array
    (
        [EUNDV] => Array
            (
                [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
                [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
            )
    
    )