El laberinto de apartamentos neoyorquino (Parte II)

neoyorquinoEn la primera parte de esta serie, Engel & Völkers arrojó algo de luz sobre el a veces desconcertante mundo de las cooperativas de vivienda. Este tipo de apartamentos supone alrededor del 80% de los disponibles en Nueva York, pero no son adecuados para todos los compradores. Nos gustaría presentarles un tipo de apartamento muy habitual en otras partes de los EE.UU.: el condominio.

Con los nuevos edificios residenciales que están construyéndose en la ciudad, los bloques de apartamentos en condominio se están haciendo cada vez más populares. Hay muchos menos disponibles, lo cual viene a significar que el comprador potencial tiene menos opciones. Sin embargo, un condominio tiene algunas ventajas con respecto a una cooperativa, en especial para un inversor no estadounidense.

 

Propiedad de la vivienda

Un condominio es una propiedad real, recibirá una escritura, igual que cuando compra una casa. A menudo los condominios incluyen algunas instalaciones como un gimnasio o una piscina, que no serán de su propiedad pero que Ud. podrá usar según las condiciones de su contrato. Esto significa que será más fácil arrendar su apartamento, haciéndolo perfecto para compradores inversores.

Responsabilidades

Tendrá que pagar “gastos comunes”; algo similar a los gastos de mantenimiento a pagar en una cooperativa. Este dinero se emplea en el mantenimiento del edificio y los salarios del personal. Como todos los edificios de apartamentos tienen que estar en propiedad, no tendrá que pagar hipoteca.

Impuestos

Como titular de la escritura, recibirá una factura tributaria individual por su apartamento. Esto a menudo incluye un porcentaje del impuesto de las instalaciones comunes del edificio, pero esto puede variar según donde viva. Las contribuciones de mantenimiento que abona en un condominio no son desgravables como en una cooperativa.

Junta directiva

Habrá una asociación de vecinos del edificio que es la que pone las normas de la comunidad y se encarga de su gestión, pero estas funciones son algo diferentes a las de una cooperativa. No hay investigación detallada de los compradores potenciales, lo cual supone que el proceso desde la oferta a cerrar el trato es mucho más rápido. La junta solo llevará a cabo la comprobación de la solvencia económica. Es más fácil que las asociaciones de condominios acepten compradores extranjeros, algo raro entre las asociaciones de cooperativas.

El proceso de compra

El proceso de compra es muy similar tanto para condominios como para cooperativas: las diferencias principales radican en la cantidad requerida como entrada, y el tiempo para aceptar a un comprador. Las cooperativas a menudo exigen entre un 20% y un 50% del precio de compra como entrada, mientras que en los condominios a menudo es suficiente el 10% en el momento de la celebración de la compraventa. Debido a que requieren la aprobación de la Junta, las compras en un cooperativa suelen tardar hasta 90 días mientras que no es habitual que la aprobación para un condominio tarde más de 60 días.

No importa el tipo de apartamento que elija, E&V estará ahí para guiarle a través de cada obstáculo del proceso de compra. Nuestro conocimiento detallado del mercado local y nuestra experiencia demostrarán ser de gran valor para compradores estadounidenses y de fuera, le aseguramos que todo irá como la seda. Para más información visítenos en E&V USA.

Publicado por en Company | Immobilien.


Array
(
)