El laberinto de apartamentos neoyorquino (Parte I)

DSC_2520_gross_888No es raro que los compradores potenciales de apartamentos en Nueva York se sientan algo abrumados por el especial sistema de propiedad inmobiliaria de la ciudad. Los neoyorquinos lo hacen de manera diferente en lo que respecta a los apartamentos, y las diferentes opciones disponibles para los inversores pueden hacer que sea difícil navegar por el mercado. Nosotros en E&V tenemos años de experiencia guiando a nuestros clientes por cada paso del proceso de compra y consiguiéndoles el apartamento perfecto para sus necesidades.

La mayoría de los apartamentos pertenecen a cooperativas de vivienda. Estas tienen aproximadamente un 80% de los apartamentos disponibles para venta en Nueva York y suelen ser extremadamente populares entre compradores. La gran proporción que ostentan en el mercado asegura una gran diversidad así como precios atractivos, pero tienen cierta idiosincrasia que puede no agradarle a todo el mundo.

Propiedad de viviendas
Al tomar en consideración un apartamento en una cooperativa, merece la pena recordar que no estará comprando una propiedad inmobiliaria sino que estará participando en una sociedad cuyo único activo es la propiedad inmobiliaria. Al comprar acciones en la sociedad de viviendas tendrá derecho a arrendar propiedad inmobiliaria a largo plazo. Cada sociedad tiene sus propias reglas sobre cuánta participación en la propiedad se puede adquirir, y algunas ponen restricciones sobre el beneficio que se puede obtener al vender sus acciones.

Responsabilidades
Cuando en 1876 se instaló la primera cooperativa en la calle West 18th Street, estaba diseñada para permitir que personas con una situación financiera estable pudieran disfrutar de un hogar sin las responsabilidades que conlleva. Las cooperativas modernas también se permiten este tipo de trato: la sociedad es responsable de pagar la hipoteca del edificio, impuestos, salarios del personal y costes de mantenimiento.  El arrendatario-propietario contribuye a estos costes en función del tamaño y planta de su apartamento, el cual es proporcional al número de acciones que poseen.

Impuestos
Afortunadamente, se pueden desgravar las porciones de lo que los arrendatarios-propietarios pagan mensualmente en concepto de costes del edificio. Todas las cooperativas ofrecen ventajas fiscales, y no se cobra de forma individual a ningún arrendatario-propietario por su apartamento. Algunas cooperativas ofrecen subvenciones y desgravaciones de impuestos, aunque estas suelen ser más estrictas en las limitaciones de sus acciones.

Junta directiva
Para que le permitan comprar participaciones en una cooperativa, necesitará pasar una serie de comprobaciones y entrevistas rigurosas y a menudo engorrosas por una junta directiva. Los miembros de la junta son elegidos por todos los arrendatarios-propietarios y son seleccionados por su integridad e idoneidad para el puesto. No hay ninguna forma de evitar el proceso de evaluación de la junta: Madonna y el Presidente Richard Nixon tuvieron que pasar por él cuando solicitaron sus apartamentos, y ambos fueron rechazados en algún punto. Puede ser frustrante, pero ayudar a garantizar la armonía financiera y doméstica de la cooperativa. Si sale indemne de esto, la mayoría de las cooperativas piden entre un 20%-50% de entrada sobre el precio de compra, pero esto puede variar.

Engel & Völkers tiene probada experiencia en proveer a los compradores de los conocimientos necesarios para que comprar propiedad inmobiliaria en Nueva York sea lo más fácil posible.  Para detalles de nuestras propiedades en cooperativa visite E&V website. La segunda parte de esta guía por el laberinto de los apartamentos de Manhattan tratará del segundo tipo de apartamento más popular: el condominio.

Publicado por en Company.


Array
(
)