La Toscana en diciembre

La Toscana en diciembreA pesar de sus famosas estampas de viñedos bañados por el sol y de cenas al fresco, la Toscana no es solo un destino veraniego. Esas colinas onduladas y ciudades medievales son igual de bonitas en diciembre y son un maravilloso destino para pasar las vacaciones de Navidad y Año Nuevo sin las masas que invaden la región durante los meses más cálidos.

De lo primero que se dará cuenta al visitar la Toscana en diciembre será el suave clima. El agobiante calor del verano se ha ido y las temperaturas rondan de media entre 7-13ºC. No obstante, merece la pena recordar que esos pintorescos edificios de piedra fueron construidos para un clima cálido, así que si se aloja en algún sitio especialmente histórico tendrá que abrigarse bien.

En lo que a la gastronomía respecta muchas especialidades toscanas, como la ribollita, una deliciosa y copiosa sopa de verduras y pan, son ideales para el clima invernal. En diciembre es la temporada del caqui, una fruta dulce y con sabor a miel perfecta para hornear pasteles, hacer confituras o asar y comer con jabalí y faisán, especialidades también de los meses invernales.

Puede que no quiera visitar frías catedrales en invierno, pero la Toscana ofrece multitud de alternativas, siendo las fuentes termales las más atractivas. Las piscinas termales de Saturina en el sur de la Toscana se alimentan de manantiales a 200 metros bajo tierra, y nadar en las agradables aguas a 37ºC con un apacible fondo de colinas toscanas es una estupenda manera de pasar un día invernal. Alternativamente, los baños termales de Bagni di Lucca ofrecen historia y vistas y cuentan entre sus bañistas a ilustres personajes como Lord Byron y Puccini. Además de ser una ciudad balneario, también alberga el casino más antiguo de Europa, que data del año 1839. A apenas 30km encontrará la ciudad de Lucca, cuyas calles adoquinadas, iglesias medievales y murallas renacentistas hacen que merezca la pena una visita en cualquier momento del año.

Si le va más la adrenalina, la temporada de esquí en la Toscana empieza en diciembre, con nieve cubriendo los Apeninos hasta marzo. Abetone es la estación de esquí más popular de la región con sus 54 km de pistas, un parque para deportes extremos y una animada cultura de après ski.

La Navidad es probablemente la festividad más importante en la Toscana, y la región responde como es debido. En la Catedral medieval de Siena tienen lugar conciertos festivos y podrá encontrar encantadores mercados de Navidad en las ciudades más grandes de la Toscana donde podrá probar comidas locales y bebidas calientes así como comprar recuerdos y regalos. En Nochebuena, los restaurantes tradicionalmente preparan un menú y muchas familias italianas cenan fuera antes de ir a Misa del Gallo.

Visitar la Toscana en diciembre revela una nueva cara de la zona que pocos turistas ven. Comprar propiedad aquí supone la oportunidad no solo de conocer su carácter en invierno, pero también de observar el cambio de estaciones en una de las regiones más bonitas de la Tierra. Ya esté Ud. buscando una residencia vacacional o si tan solo quiere añadir una propiedad a una cartera de alquiler, con Engel & Völkers puede estar seguro de que le ayudaremos a encontrar la propiedad perfecta para Ud.

Publicado por en Company.


Array
(
)