Nuestra zona de actuación: Son Vida, Esporlas, Establiments, Galilea y Puigpunyent

El área operativa de nuestra zona cubre las zonas residenciales de Son Vida y Arabella Park dentro del término municipal de Palma, a unos 5 minutos en coche del centro de la ciudad y 10 del aeropuerto, y las localidades de Esporlas, Establiments, Galilea y Puigpunyent, entre 15 y 20 minutos por carretera.

Uno de los principales atractivos de Son Vida es su proximidad al casco antiguo de Palma y al aeropuerto internacional, además de su entorno tranquilo, natural y privado que satisface los gustos más exigentes, teniendo en cuenta los tres campos de golf y los dos hoteles de gran lujo incluidos en sus terrenos, que amplían la oferta complementaria y de ocio.

La importancia de las infraestructuras urbanas también hace destacar Son Vida entre otras localidades: las conexiones del transporte público, accesos viarios, proximidad de las escuelas e institutos, hospitales y comercios han ayudado a residentes y visitantes a decidirse por comprar en Son Vida. Personajes públicos, celebridades, respetados empresarios, economistas, estrellas del deporte y miembros de casas reales de todo el mundo conforman su mapa humano y social, donde se calcula que un aproximadamente el 60% de los residentes son extranjeros, según los siguientes porcentajes:

40% españoles
30% alemanes, suizos y austríacos
25% británicos y escoceses y
5% otras nacionalidades, incluyendo árabes, holandeses, rusos y escandinavos

Por supuesto la seguridad es requisito imprescindible para todos ellos: el servicio de vigilancia las 24 horas en el único acceso a Son Vida y las rondas de sus guardas complementan la exclusividad de Son Vida.

Dada su generosa extensión, Son Vida ofrece diferentes vistas y topografía para cubrir los más diversos gustos. En la falda de la colina encontramos villas con terrenos llanos y grandes jardines, muchas de ellas con vistas al golf o a la montaña. Generalmente las vistas en esta zona de Son Vida son despejadas. Los pinos autóctonos están esmeradamente cuidados y a las grandes y majestuosas villas las acompañan exuberantes jardines que las transforman en verdaderos oasis.

La franja de altura intermedia empieza a ofrecer vistas a Palma y mantiene las vistas al golf y la montaña, mientras que los terrenos empiezan a mostrar planos algo más inclinados. La parte alta de son Vida se adorna con las impresionantes vistas al mar de punta a punta de la bahía, a Cabrera, la catedral, el castillo de Bellver… Este escenario en combinación con el verde de su entorno y de las calles del golf crea un marco ideal para disfrutar incluso bajo los prismas más exigentes.

Especialmente en el atardecer de aquellos días soleados, con el aire limpio la ciudad se tiñe de rosa y el resplandor crea un ensoñador contraste con el mar. Son Vida, en lo alto, es la prolongación de la ciudad desde donde se domina Palma. Conduciendo desde el aeropuerto en dirección a la ciudad, las luces que coronan la capital mallorquina son las que le proporciona Son Vida, el barrio más exclusivo de Palma y de toda Mallorca… Son Vida observa el movimiento de la ciudad desde la cima.

Publicado por en No clasificado.


Array
(
)