Vivir en Nueva York

Nueva YorkSi hay algo de lo que se pueda decir que hace de Nueva York lo que es, tiene que ser la gran variedad de personas de diferentes culturas y grupos étnicos que viven en esta ecléctica metrópolis. La Gran Manzana siempre ha atraído a gente de todos los rincones del mundo, desde los emigrantes europeos de principios del siglo XIX hasta formar lo que es una auténtica ciudad internacional en el presente. No sería un tópico describir Nueva York como crisol de culturas; como resultado es posible ver el mundo (o al menos parte de él) con tan solo montarse en el metro y explorar algunos de los barrios más típicos de la ciudad.

El más famoso de todos es, por supuesto, Chinatown. Situado en Manhattan Bajo, es el mayor enclave de chinos en el hemisferio occidental. Ha sido un núcleo de actividad chino-americana desde mediados del siglo XIX, y en la actualidad es un vibrante barrio que aún mantiene algo del ambiente de pequeño pueblo. Sobra decir que es el mejor sitio adonde ir para comer dim sum o noodles en alguna de sus pequeñas cafeterías y restaurantes. El Año Nuevo Chino es el mayor evento del año, con celebraciones que duran diez días con desfiles, actuaciones callejeras y mucha comida muy sabrosa.

Chinatown linda con el otro de los emblemáticos barrios de inmigrantes de Nueva York, la Pequeña Italia o en inglés Little Italy. Es algo diferente al barrio de mafiosos de las películas de gánsteres, cada vez hay menos presencia italiana pero la Fiesta de San Genaro sigue siendo una de las mayores celebraciones de la ciudad para la comunidad italoamericana. Once días de fiestas con procesiones religiosas, deliciosa comida italiana, actuaciones musicales gratuitas e incluso un concurso de comer cannoli, el tradicional dulce siciliano.

Al norte de Manhattan hacia el Bronx, Woodlawn es en la actualidad el enclave más importante de americanos de origen irlandés en Nueva York. Nueva York tiene una de las comunidades de irlandeses más grandes de los EE.UU., a principios del siglo XX llegó a haber más residentes irlandeses en Nueva York que en Dublín, y aunque la mayoría se han asimilado completamente en la sociedad estadounidense, Woodlawn aún tiene un sabor claramente irlandés. Sus numerosos pubs y tiendas que venden productos irlandeses hacen de este barrio un imán para los irlandeses durante todo el año, aunque el desfile del Día de San Patricio es famoso en el mundo entero como una celebración de toda la ciudad.

Para saborear otro microcosmos de la diversidad cultural de Nueva York, cruce el río Este, el East River hacia Flushing, Queens. Además de la creciente comunidad china, hay un número considerable de italianos, rusos, griegos e irlandeses que viven en la zona. Considerado el lugar de nacimiento de la libertad religiosa en América, Flushing tiene varias iglesias, sinagogas y mezquitas para un variado grupo de denominaciones religiosas. Pero los aficionados al deporte lo conocerán mejor por Flushing Meadows, la sede el Abierto de los Estados Unidos, así como por el estadio de los Mets de Nueva York (el verdadero equipo de béisbol de los neoyorquinos).

Si Ud. mismo quiere convertirse en uno de los expatriados de Nueva York, Engel & Völkers puede ayudarle a dar el paso e invertir en inmuebles en la Gran Manzana. Somos una compañía verdaderamente internacional, con oficinas en todo el mundo y una sede regional situada en el mismo Nueva York. Contáctenos en online para beneficiarse de más de 35 años de experiencia en el mercado inmobiliario.

Publicado por en No clasificado.


Array
(
)