¡Caliéntese!

¡Caliéntese!En su día ya hablamos de cómo llevar calor a su corazón y a su hogar. Sin embargo, a menudo no es suficiente calentar las cuatro paredes de la casa, sino que también hay que calentar el cuerpo. Ya Sócrates sabía que el que quiera mover el mundo, ha de moverse primero uno mismo. Tenemos algunos consejos para Ud. sobre cómo calentarse haciendo deporte, antes de seguir con la tarea de “salvar” el mundo.

Sudar y relajarse

¡Haga como los finlandeses y relájese sudando! En invierno, ir a la sauna es probablemente la mejor opción para ponerse a sudar rápidamente. Si aguanta lo suficiente, al cabo de un rato anhelará el frío de fuera. En una sauna propia como en este chalé en Gstaad, uno puede entrenar su sistema inmune y deshacerse de virus, bacterias y cía. No se olvide de descansar lo suficiente tras cada ronda de sauna, para no exigirle demasiado a su cuerpo con el cambio brusco de temperaturas.

¡Corre, conejo, corre!

Otro buen remedio contra el frío es el movimiento. ¿Ud. tirita y pasa frío después de estar sentado mucho tiempo ante el ordenador? Póngase sus zapatillas de deporte y salga a la calle a correr, su circulación trabajará a mayores revoluciones y usted entrará en calor. Este parque privado, que forma parte de esta imponente villa en Lugano, invita a darse unas vuelta corriendo. Unas mejillas coloradas al finalizar son una agradable recompensa por el esfuerzo de salir a la calle con el frío. Nuestro consejo: en el propio jardín en invierno uno también puede hacer ejercicios gimnásticos que quizá no sean aptos para todos los ojos. Una simple comba es suficiente para dar unos cuantos saltos en la terraza o en el jardín y bombear un poco de sangre al corazón.

Calor, agua, sensación de bienestar

¿Sabía que en el transcurso de nuestras vidas pasamos más de 3 años en el cuarto de baño? El agua es nuestro elemento y nos da calor y nos relaja. En esta casa de campo en Sylt la bañera bajo las estrellas invita a tomar un baño caliente con sales aromáticas. Ponga sus pies en alto y relájese. Un baño caliente relaja la musculatura y mima el cuerpo y el alma. Pero también el movimiento en agua nos caliente, puesto que es bueno para la circulación y además no sobrecarga las articulaciones. En esta propiedad austriaca la piscina en su edificio independiente invita a moverse diariamente nadando y así poder relajarse y liberar la cabeza para cosas importantes.

¡A esquiar!

Esquiar o solo es un deporte para aventureros, sino que también se puede practicar en llano y así variar un poco la rutina. El movimiento al aire libre, la vista sobre los montes nevados y la porción extra de oxígeno se encargan de hacer que uno se sienta bien. ¿No puede decidirse por una estación de esquí? ¿Qué le parecería en compañía de la familia real inglesa? ¿O va en busca de aventura con el heliesquí? Es igual por qué actividad física Ud. se decida finalmente, concédase una bien merecida pausa y relájese. O simplemente reclínese y disfrute del dolce far niente. ¿Le hace falta tomarse un descanso de smartphone, iPad y cía.? Entonces lea nuestro artículo sobre las vacaciones de desintoxicación digital. ¡Que se divierta!

Publicado por en Company.


Array
(
)