El regalo de la Navidad

Porque la navidad en sí no sólo es un motivo de celebración, sino que además lo materializamos en forma de presente

Un regalo es un detalle que se le puede hacer a cualquier persona y durante todo el año, sin motivos ni porqués, y sin importar el tamaño o valor. Es algo que das hacia otra persona o recibes por un sinfín de motivos: desde la gratitud, cariño, generosidad, cordialidad, un recuerdo de alguna conversación, ver algo y acordarte de alguien…

Pero es en estas fechas cuando esta palabra la tenemos más presente que nunca, casi a diario. Queremos compensar y/o satisfacer a nuestros seres queridos con algo que vaya a formar parte de ellos, ya sea como mero recuerdo o con algún fin o utilidad.

En las fiestas navideñas adquiere un significado especial, tanto en el campo personal como en el empresarial.

Regalar puede ser algo tan diverso y creativo como podamos llegar a imaginar. E incluso llega a hacer tanta o más ilusión a la persona que lo ofrece como a la que la recibe. Aun así, el presente debe de ser adecuado para cada ocasión.

En nuestro país cada vez más se extiende la costumbre de regalar también en Nochebuena, por Santa Claus. Esto supone más regalos y pensar más sobre qué regalar a cada persona.

También para los niños les hace ilusión el hecho de que Papá Noel venga con cosas para ellos y el resto de su familia.

Los nervios sobre el acierto del regalo forman parte del proceso de obtención del mismo hasta que la otra persona lo desenvuelve.

distintos envoltorios para los regalos de navidad

El exterior del regalo no ha de ser descuidado. Su envoltorio juega un papel importante ya que es la primera impresión que vamos a recibir sobre él. Dice mucho sobre quién regala y sobre lo que se regala. Desprende interés por parte de la persona que lo ofrece y hasta cariño e ilusión a la hora de molestarse tanto porque quede lo mejor posible la parte exterior. Es una forma de añadirle valor al regalo. 

Incluso el color de papel puede tener un significado especial. El envoltorio es el ‘vestido’ del regalo, por lo que hay que cuidar los detalles. Si le vamos a añadir un lazo, procurar que vaya a tono con el envoltorio o el resto de elementos.

Lo más normal es abrirlos nada más recibirlos, ya que de lo contrario, en nuestra cultura, denota una falta de interés en lo que estamos ofreciendo y podría llegar a sentar mal a las personas que regalan.  Igualmente un regalo sin envolver denota cierto desinterés, pero esta vez de la persona que ofrece el presente; aunque tan malo es esto como darlo mal envuelto.

El envoltorio del regalo no tiene por qué ser siempre papel – o por lo menos papel de regalo -, sino que también podemos echarle imaginación y emplear otros materiales, cajas, bolsas bonitas, etc.

distintos envoltorios para los regalos de navidad

Desde tela de saco, cajitas de cartón, telas de colores… El papel Kraft también nos ofrece una gran variedad para decorarlo a nuestro gusto o con un estilo o temática concreta.

También emplear etiquetas o pegatinas puede suponer una forma muy original de personalizar el regalo y darle nuestro toque personal o añadir anécdotas, frases, etc. que nos recuerden o definan a la persona a la que le vamos a ofrecer el presente. Podemos añadirle cualquier motivo o imagen, además de elegir una cinta adhesiva con motivos diferentes para un papel liso. 

Un amplio abanico de posibilidades para sorprender estas navidades. 

etiquetas para los regalos de esta navidad

 

Publicado por en E&V Worldwide | Interiors.


Array
(
)