Etiqueta vecinal: cómo vivir en paz con un mal vecino

Etiqueta vecinal: cómo vivir en paz con un mal vecino“Ama a tu vecino” puede que sea un antiguo mandamiento, pero en muchos casos puede ser un desafío. Igual que los buenos vecinos pueden mejorar su día, los malos vecinos inevitablemente tendrán impacto en su felicidad y en su nivel de estrés. Afortunadamente, con nuestra guía E&V para conseguir una relación vecinal armoniosa, no hay necesidad de que las dificultades con su vecino dominen su vida.

Tome un enfoque calmado
No importa lo frustrado que Ud. se sienta, no abandone su superioridad moral. Respire profundamente antes de confrontar cualquier situación y procure no actuar apresuradamente. Sacar los asuntos con calma y de forma relajada es la mejor manera de empezar las negociaciones. Puede ser que su vecino ni siquiera sea consciente de su comportamiento y se avergüence al descubrir que sus acciones le están afectando a Ud.

Aborde los problemas cara a cara
Si está preocupado sobre comentar algún problema, intente invitar a su vecino a una taza de café, convocando un encuentro amigable para solucionar sus diferencias. De ser posible, es mejor tratar los problemas en persona, ya que esto evita malentendidos innecesarios o resentimientos. Puede resultar que al final tienen más cosas en común de lo que creía. Si pueden entender y apreciar la posición de la otra persona, deberían ser capaces de ayudarse entre sí.

Escríbalo
Si no se siente a gusto o está preocupado de hablar en persona con su vecino, intente escribir lo que siente. Procure que su carta sea amistosa y vaya al grano y pídale su opinión a un amigo de confianza. Peque de precavido, ya que las declaraciones que pueden sonar bien en su cabeza pueden resultar todo lo contrario para el destinatario. Si se produce una escalación de la situación, el papeleo que documenta sus esfuerzos de mediación puede resultar de gran valor, así que también es bueno guardarse una copia fechada de sus notas.

Tenga a todos al tanto
Si vive de alquiler incluya a su casero en sus esfuerzos diplomáticos e infórmele de la situación. Como propietario del inmueble el casero debería estar atento a cualesquiera problemas potenciales y será capaz de apoyarle de manera más efectiva si ya tiene una visión de conjunto completa. Los propietarios deberían considerar hablar con los otros vecinos, especialmente si Ud. sospecha que comparten sus opiniones. Una discusión de grupo con el vecino en cuestión puede ser la opción más efectiva, en especial si ya ha intentado hablar con ellos a solas.

Intente ser flexible
No siempre es fácil de admitir, pero existe una posibilidad de que Ud. no se sea el vecino perfecto. También es posible que Ud. también haya frustrado a sus vecinos y continúe haciéndolo. Revise la situación de manera imparcial y considere si es posible llegar a un compromiso. Si tiene estándares muy altos, puede ser poco realista esperar que sus vecinos estén a la altura de ellos.

Planifique con antelación
Al mudarse a un nuevo hogar, es de sabios tener en cuenta quiénes serán sus vecinos y cómo eso impactará en su residencia. Puede conseguir anticiparse y consiguientemente evitar los problemas que puedan surgir de vivir cerca de un restaurante o bar frecuentado, así que refine su búsqueda a vecindarios que se amolden a su estilo de vida. Con más de 30 años de experiencia en materia de mediación inmobiliaria en todo el mundo, Engel & Völkers están en el mejor lugar para ayudarle. Visítenos en línea para averiguar más.

Publicado por en Company | Properties.


Array
(
)