Gran demanda: ¡Inmuebles en la Costa azul!

Gran demanda: ¡Inmuebles en la Costa azul!No en vano se le llama la Costa Azul: el Mediterráneo refulge en un bello turquesa bajo el azul cielo, la combinación de los colores en la Riviera Francesa es un auténtico festival para la vista. La Costa Azul se extiende de Cassis hasta Menton a lo largo del Mediterráneo. No hay una delimitación geográfica exacta oficial. Pero no la necesita, puesto que la zona es bien bonita. No es ninguna sorpresa que cada vez más personas busquen una residencia a largo plazo en el sur de Francia. La demanda de inmuebles de calidad superior sigue siendo grande.

Las mejores propiedades pueden llegar a costar hasta 400 millones de euros

Los inmuebles residenciales en ubicaciones privilegiadas están alcanzando precios altísimos en toda la Costa Azul. “La residencias de lujo con vistas al mar están vendiéndose por mucho más de lo que se suele pagar por un apartamento o una casa. La propiedad individual y la ubicación específica siempre son factores decisivos”, según la directora de la tienda de Engel & Völkers Saint-Jean-Cap-Ferrat.

Las mejores propiedades pueden llegar a costar hasta 400 millones de euros

Por ejemplo, las villas en Saint-Jean-Cap-Ferrat, cambian de manos por un promedio de unos 20 millones de euros. Sin embargo, en casos excepcionales se llegan a vender propiedades por cifras que llegan a los 400 millones de euros. En Cap d’Ail, las villas en muy buenas ubicaciones en la actualidad cuestan entre 8 y 15millones de euros. En ubicaciones privilegiadas con acceso directo al mar, las villas pueden cambiar de propietario por precios entre los 20 y los 30 millones de euros. Por un apartamento en el Boulevard de la Croisette se pagan los precios más altos por metro cuadrado, hasta 40 000 euros. En contadas ocasiones cuando una propiedad cumple con todos los criterios, desde la ubicación hasta los accesorios, el precio máximo puede llegar a alcanzar hasta los 70 000 euros por metro cuadrado. Las villas en los mejores barrios de Cannes llegan a costar hasta 40 millones de euros. 

Los compradores internacionales traen estabilidad al mercado

“La mayoría de los compradores interesados disponen de un capital propio tan importante que las propiedades en el segmento superior del mercado suelen cambiar de dueño sin necesidad de financiación”, en palabras de Eva de Souza, directora de la tienda de Engel & Völkers Cannes. Estos compradores cada vez más miran la posibilidad de adquirir propiedades vacacionales y segundas residencias como plan de pensiones a prueba de crisis e inversión de capital, especialmente aquellos en las mejores ubicaciones. En consecuencia, el mercado de lujo en la Riviera Francesa sigue prácticamente inmune a los problemas que afectan a las economías nacionales. Los inversores británicos y de Europa del Este son los grupos más grandes de compradores en la región de Saint-Jean-Cap-Ferrat y Cap d’Ail. No obstante, el número de consultas de clientes de Alemania, Suiza y Escandinavia va en aumento. En Cannes, los compradores de China, la India y los países del Golfo también están dominando el mercado de segunda residencia.


Array
(
)