Hacerse agente inmobiliario (Parte 1)

Aunque todos los agentes inmobiliarios tienen que aprobar un examen para conseguir la licencia, esta no será ni mucho menos la única prueba a la que se tendrá que enfrentar al iniciarse en esta competitiva profesión. Para aumentar sus posibilidades de éxito, en Engel & Völkers hemos preparado una lista de las cosas más importantes a tener en mente. En esta primera parte nos ocupamos de cómo empezar su negocio.

Antes de conseguir su licencia, póngase en contacto con un agente o corredor exitoso para hacerse una idea clara de la manera de hacer negocios y aprender sobre los aspectos del trabajo aparte de las ventas, como las encuestas, las escrituras y el seguro de título inmobiliario. Esta toma de contacto con la profesión debería también motivarle en su camino hacia la licencia ya que le inspirará para permanecer concentrado en su futura carrera. Una vez haya reunido algo de experiencia y tenga una licencia, prepárese para algunos meses difíciles mientras consigue una cartera de clientes. Por eso es recomendable tener otra fuente de ingresos o algunos ahorros.

Sea realista. Muchos nuevos agentes se rinden después de los primeros años debido al burn-out, a menudo como resultado de recorrer cientos de kilómetros para enseñar multitud de inmuebles sin concluir ninguna venta. Elija sabiamente a sus clientes y no piense que tiene que aceptar a cada cliente potencial que aparezca por la puerta; pregunte con tacto sobre sus motivos de venta o compra para evitar decepciones por ambas partes. Tampoco olvide la feroz competencia que hay entre los agentes inmobiliarios y sepa qué puede y qué no puede ofrecer, especialmente si aún está desarrollando sus habilidades.

Otro motivo típico del fracaso es la poca habilidad para crear presupuestos de gastos realistas. Ser demasiado optimista en sus predicciones solo le dejará sin dinero, así que recuerde que no solo es responsable de los gastos del negocio: como agente inmobiliario su negocio también será responsable de sufragar sus gastos personales de manutención. Use una hoja de cálculo para estimar sus ingresos y gastos y divídala por trimestres para conseguir una estimación realista del flujo de capital por temporada. La mayoría de los agentes sufren una sustancial variación en la cantidad de trabajo según la época del año.

Siga el “método de embudo” para obtener una estimación realista de número de clientes potenciales que tendrá que atraer para conseguir el volumen de ventas deseado. Esto no es tan fácil como calcular el promedio de tratos que cierra con respecto al número de consultas: es obvio, algunos clientes son bastante mejores que otros. Por tanto necesitará dividir los tipos de clientes potenciales que entran por la boca del embudo entre la posibilidad de éxito, por ejemplo, los clientes potenciales que entran a la oficina para ver propiedades y las consultas de la página web, y estimar la comisión anticipada por transacción exitosa que sale por el final del embudo. De esta manera podrá hacerse un idea de cuántos clientes potenciales tendrá que atraer para seguir a flote.

En la segunda parte trataremos los mejores métodos para ayudarle a aumentar el negocio y destacar en un campo cada vez más competitivo. Entretanto, si desea más información sobre la Academia de Engel & Völkers y el programa de apoyo para nuestros nuevos agentes inmobiliarios, no tiene más que visitar nuestra web página web E&V.

Publicado por en Commercial | Company | Residential.


Array
(
)