La magia de un calendario de Adviento

La magia de un calendario de AdvientoDesde mediados del siglo XIX la gente ha anunciado la llegada de la Navidad contando los días de Adviento con un calendario. Los primeros calendarios de Adviento eran algo primitivos: los protestantes alemanes del siglo XIX marcaban la puerta de su casa 24 veces con una tiza. Según pasaban los días iban borrando las marcas. Los primeros calendarios modernos salieron a principios del siglo XX. La editorial muniquesa Reichhold & Lang fue la primera compañía que los imprimió en serie. No obstante, su popularidad mundial no llegaría hasta el final de la II Guerra Mundial, especialmente en los EE.UU.

Hoy en día la magia de los calendarios de Adviento se mantiene viva de varias formas. Pueden ser espectáculos artísticos, sorpresas gastronómicas o creaciones interactivas. Estos son tan solo algunos pocos de los originales enfoques de la tradición del calendario de Adviento.

Calendario fotográfico

Este estilo del calendario de Adviento es tanto una encantadora decoración navideña como una manera artística de marcar los días que pasan. Crear un calendario fotográfico es simple: para cada día se unen dos etiquetas con un clip y luego se encuerdan con un lazo o cordel. La etiqueta superior se marca con la fecha en una fuente festiva y la etiqueta inferior muestra una foto. La foto puede contener momentos familiares o motivos navideños. La etiqueta superior se retira en la fecha en cuestión, revelando las fotos bajo ella.

Calendario de pizarra

Estos calendarios tienen una sencillez rústica que los hace ideales para hogares tradicionales. También son versátiles puesto que se puede elegir una tabla de cualquier tamaño y pintarla y decorarla según sus gustos. Una vez la tabla haya sido pintada con pintura de pizarra, las fechas se marcan con tiza. Los contenedores, como por ejemplo pequeñas bolsas de papel marrón con un pequeño regalo en su interior, pueden ser fijados en la pizarra sobre cada fecha.

Calendario de sobre

Son fáciles de hacer y tienes un refinado aspecto al tiempo que evocan ese necesario sentimiento de emoción. Puede usar sobres que ya tenga o adquirir unos hechos a medida en una papelería. Estos se pueden encolar a un trozo de cartón o colgarse de un cordel empleando broches artesanos o pinzas en miniatura. Una vez adheridos puede llenarlos de regalos ligeros, tales como dulces típicos de la temporada.

Calendario de Adviento minimalista

Un calendario de Adviento minimalista complementará los interiores neutros y líneas limpias de hogares contemporáneos. Un diseño simple a la vez que efectivo puede ser fijar 24 pequeñas cajas de cartón a un tablero cubierto de tela y etiquetarlas con papel de pergamino blanco. Como las cajitas son robustas y algo más espaciosas que las opciones más planas, le darán mayor flexibilidad sobre los tipos de regalos que puede poner dentro.

Calendario de Ginviento

Este es una inusual y sofisticada alternativa de calendario de Adviento para adultos. 24 botellitas de ginebra bajo las 24 ventanas que le darán al destinatario la oportunidad de degustar una amplia selección sin tener que comprar toda una botella. El calendario puede contener ginebras conocidas así como otras más difíciles de conseguir.


Array
(
)