Martes viajero: estaciones francesas de esquí (Parte 1)

Martes viajero: estaciones francesas de esquí (Parte 1)La cantidad y la calidad de las estaciones de esquí francesas han ayudado a preservar su reputación como uno de los mejores países del mundo para practicar deportes de nieve. Aunque en los últimos años han surgido una serie de estaciones baratas en Europa, las pistas francesas justifican su precio algo más elevado con la variedad sin par que ofrecen a esquiadores de todas las edades y destrezas. Simplemente hay demasiadas estaciones espectaculares como para incluirlas en un artículo, así que en esta primera de las dos entregas sobre el esquí en Francia nos centraremos en Les Trois Vallées: el área de esquí más grande del mundo y uno de los destinos más famosos de Francia.

Courchevel
La reputación de Francia como un lugar variado se puede corroborar en Courchevel. La estación, conocida por sus glamurosos visitantes, no deja de ser un lugar perfecto para enseñarles a los niños a esquiar. A los pueblos y aldeas se los conoce aquí por su altitud, no obstante de manera aproximada. Así, 1850 es la zona más alta y probablemente la más conocida. El mercado inmobiliario aquí ha capeado la recesión sin problemas y la oferta y la demanda siempre han sido altas incluso en lo más profundo de la crisis. Los inversores con segundas residencias en esta apetecible estación podrán explorar 150km de pistas, desde zonas “zen” para novatos hasta desafiantes pistas negras para expertos. En una estación que alberga dos de los ocho hoteles de seis estrellas de Francia uno se espera un magnífico après ski. Los restaurantes gourmet y los lujosos bares que cada año atraen a la élite europea no le defraudarán.

Méribel
Conocida por su palpitante après ski, esta es una estación diseñada para grupos de adultos listos para ir de fiesta. Las familias estarán mejor en otra estación, pero para aquellos de edad adecuada Méribel es un paraíso de espectaculares pistas, el mejor parque de snowboard de la zona, incontables kilómetros de senderos de esquí de fondo y bares y discotecas de primer nivel. Si necesita un descanso podrá relajarse en uno de los spas o simplemente disfrutar de una deliciosa raclette o fondue en uno de los restaurantes de la cumbre, antes de seguir la tarde de esquí para después irse de fiesta toda la noche. Es agotador, pero merece la pena.

Val Thorens
Val Thorens, la estación más alta de Europa, se encuentra a 2300m sobre el nivel del mar. Es el tipo de estación para la que se necesita más de una semana con sus más de 600km de pistas y remontes que conectan tanto con Courchevel como con Méribel. Los imponentes picos que rodean el valle se encargan de dar un fondo dramático a las excelentes pistas rojas y azules. Cime Caron tiene el descenso más largo de la estación, lo que la convierte en punto de visita obligada para esquiadores algo más hábiles.

Gracias al fiable y sano mercado inmobiliario y los obvios beneficios de una segunda residencia en Les Trois Vallées, invertir en un chalé de esquí en los Alpes podría ser la adquisición perfecta para su cartera. Engel & Völkers tiene una larga experiencia guiando clientes al hogar perfecto para ellos, con una mezcla de conocimientos locales con una perspectiva internacional para garantizar que los compradores de todas partes del mundo reciban el mismo nivel excepcional de servicio. Para más información, visite la página web de Engel & Völkers.


Array
(
)