Martes viajero: Tenerife

Martes viajero: TenerifeLa mayor de las Islas Canarias, Tenerife, se merece su romántico apodo: la isla de la eterna primavera. Con sol todo el año, un dramático paisaje volcánico y kilómetros de playas de arena, no es una sorpresa que la isla atraiga a más de 10 millones de turistas cada año.

Aunque la mayoría de estos visitantes aprovechan entre enero y Pascua para visitar la isla, los visitantes más leales de Tenerife sabrán que septiembre es una de las mejores épocas para ir. La neblina de calor se evapora para revelar impresionantes vistas de imponentes acantilados y montañas rocosas, temperaturas de 24°C de promedio, y es más fácil encontrar un sitio en la playa. Con 350 km de costa para explorar, los visitantes pueden elegir entre las frecuentadas bahías blancas del sur y las zonas más tranquilas de costa volcánica como la preciosa Playa de la Arena. No obstante, aunque las playas sean uno de los atractivos más famosos de Tenerife, el centro de la isla es igual de bello y excitante.

Tenerife tiene su propio Parque Nacional y dos sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, más de la mitad de la isla es un espacio natural protegido. Para llegar al Parque Nacional del Teide, los visitantes siguen una pintoresca ruta pasando plantaciones de plátanos y la histórica ciudad de La Orotava antes de llegar a la cima del Teide, emplazada en medio de un enorme cráter volcánico. Septiembre proporciona las condiciones ideales para intentar una caminata a la cima de 3718 metros, aunque muchos viajeros prefieren disfrutar de las espectaculares vistas desde la comodidad del teleférico.

Durante mucho tiempo se creyó que las Pirámides de Güímar, misteriosas pirámides de lava situadas en el este de Tenerife, no eran más que un subproducto de la agricultura. No obstante, las investigaciones llevadas a cabo por el antropólogo noruego Thor Heyerdahl sugieren que tienen vínculos tanto con las pirámides egipcias como con las mayas. Nunca se han llegado a probar sus afirmaciones, pero como las pirámides están abiertas al público desde 1998, los visitantes pueden explorar este impresionante lugar y llegar a sus propias conclusiones.

Los sitios más populares se encuentran en la costa suroeste, entre otros, Costa Adeje, Los Cristianos y Playa de las Américas. Para una experiencia más tranquila, los visitantes pueden ir al norte, quedándose en sitios menos conocidos pero igual de bonitos, como Santa Úrsula y Puerto de la Cruz. Masca, al noroeste de la isla, es una joya escondida al pie de las montañas de Teno. Viajar allí es en sí una experiencia, por una estrecha carretera llena de desfiladeros y sinuosas curvas. A la llegada, verá casas encaladas sobresaliendo de la ladera de la colina. Un paseo de tres horas le llevará a la soleada Bahía de Masca: es un agradable paseo a la ida con un trayecto de vuelta algo más difícil.

En el noreste encontrará varias comunidades rurales que no han perdido su belleza natural. La región está dominada por las montañas de Anaga, un macizo cubierto por un bosque de nubes. Los estrechos senderos del Parque Rural de Anaga llevan hasta las cumbres y hacia playas de arena negra, ofreciéndoles a los senderistas una gran elección de destinos. Las tranquilas aldeas han excavados hogares en la montaña, en cuevas y en las rocosas costas, siendo Taganana uno de los ejemplos más auténticos de un tradicional pueblo pesquero.

 Con varias oficinas en la isla, Engel & Völkers está perfectamente situada para ayudarle a encontrar su residencia vacacional ideal en Tenerife. Para más información, visite sitio web de E&V.

Publicado por en Company | E&V Worldwide | Properties.


Array
(
)