Millonarios chinos buscan casa en las zonas más elitistas de Getxo y Mungia

Quieren espacio, de 350 metros cuadrados en adelante, y discreción, pero no aislamiento.Y la mejor ubicación. El dinero no es problema. Estas son las condiciones que han puesto encima de la mesa acaudalados empresarios y ejecutivos chinos interesados en comprar casa en Bizkaia. Su idea es venirse a vivir con la familia.

Un intermediario de su confianza ha contactado con la inmobiliaria bilbaína Engel & Völkers, que les tiene ya preparado un lote con 23 mansiones en las zonas más exclusivas de Mungia (urbanización ‘La Bilbaína’), Getxo (Neguri, La Galea) y Laukiz (‘Unbe Mendi’).

 

A los millonarios chinos es muy fácil localizarles en villas de estilo europeo con jardín privado de los distritos de Jing’an y Xuhui en Shangai o en los barrios residenciales de Chaoyang y de Xicheng de Pekín. Lo más de lo más del país asiático. Sin embargo, es posible que pronto se pueda ver a algunos de estos potentados orientales por las colinas de la urbanización La Bilbaína (Mungia), uno de los núcleos de población con mayor renta per cápita de Bizkaia, o por la de Unbe, en Laukiz. Quizá también por Neguri y Las Arenas. Tampoco se descarta que terminen afincándose en algunas de las mejores mansiones de la Avenida Basagoiti con espectaculares vistas a la playa de Ereaga. E incluso disfrutando de apacibles paseos por la tranquila colonia de La Galea. Las élites del gigante asiático buscan vivienda a miles de kilómetros de sus lugares de origen. Algunas, con fines inversionistas, aprovechando el bajón de los precios del mercado nacional, pero la mayoría con la intención de trasladarse «a vivir aquí».

 

Familias chinas adineradas han puesto Bizkaia en su punto demira. Pero no en cualquier zona. Pretenden los mejores emplazamientos, acordes a su desahogada posición económica. La operación corre a cargo de la agencia inmobiliaria internacional Engel & Völkers. La firma de origen alemán, dedicada a la transacción de inmuebles de alto standing, desembarcó hace un año en la capital vizcaína y trabaja con clientes de un envidiable nivel de vida. Desde hace un par de meses gestiona un singular proyecto con un intermediario oriental, afincado en Bilbao desde hace casi veinte años y «bien conocido» entre la comunidad china del País Vasco. La operación entrará el próximo 21 de julio en su fase crucial. Ese día el mediador, cuya identidad se guarda en secreto por razones de «máxima confidencialidad», recogerá la voluminosa información que le ha preparado el equipo de la oficina de Henao. Los técnicos inmobiliarios llevan unas cuantas semanas peinando las zonas residenciales vizcaínas más exquisitas en busca de propiedades con las que seducir a empresarios chinos y ejecutivos de rentas altas que bien podrían recalar en Bizkaia, igual que lo llevan haciendo desde hace bastante tiempo en otros puntos del país, principalmente en Madrid y Barcelona. 

 

Firmas dedicadas a gestionar negocios de industriales asiáticos confirman lo que es un secreto a voces: en China hay mucho dinero y «ganas de comprar inmuebles» por parte de la clase alta, pero también media, en España. En Engel & Völkers han seleccionado 23 propiedades. Todas de lujo. Muchas de ellas disponen de piscinas climatizadas, cuidadísimos jardines y hasta salas de cine. Y, sobre todo, se encuentran apartadas de miradas indiscretas. Los potenciales compradores prioridad las áreas periféricas a grandes pisos del centro de Bilbao. «No vivir aislados» «Lo que no quiere esta gente es vivir aislada. Prefieren instalarse incluso en edificios bifamiliares para poder estar juntas. Su idea es recalar en una zona y, a ser posible, en las mismas urbanizaciones dos o tres familias», aseguran. El intermediario se trasladará a China a finales de mes para negociar con los compatriotas interesados. Llegará con un importante dossier bajo el brazo. La voluminosa información incluye todo tipo de detalles sobre los inmuebles, incluido, evidentemente, precios.

 

Los más baratos, que son los menos, parten del medio millón de euros. De aquí «hasta donde se quiera, pero muy arriba. No hay límite», explican José Álvarez e Isabel Elorza. La horquilla es amplísima. En La Bilbaína, donde hay bastantes chalés en venta, se ofrecen mansiones de hasta siete dormitorios, seis baños, txoko con chimenea, bodega y zonas anexas con gimnasio, sauna y squash, que se disparan hasta los 2,3 millones de euros. Y no son los más caros. Viviendas situadas en los puntos más selectos de Getxo se encuentran en venta por casi cinco millones, pese a que la crisis ha castigado también con saña a este segmento. Pero el precio no es problema entre esta clientela, aunque mantienen sus reservas. «No ponen tope, pero siempre que la propiedad esté bien ajustada de precio. Tampoco son de los que echan la casa por la ventana, por mucho dinero que tengan, argumentan. Los chinos buscan viviendas de grandes dimensiones, de 350 metros cuadrados en adelante. Otra de las peculiaridades es que en todos los lugares donde compran nuevas residencias intentan trasladar sus costumbres, y por eso deben disponer de niveles subterráneos, que utilizan como áreas de entretenimiento.

 

La confianza entre los inmobiliarios es bastante alta. Aseguran que el mercado de gran lujo ha comenzado «a moverse» con fuerza en los últimos meses. Calculan que habrá que esperar un mes «como mínimo» para saber si la selecta cartera de propiedades que han preparado con destino al mercado chino resulta de su gusto. Si es así, la firma de contratos de compraventa podría acelerarse a partir de este mismo verano.

 

LUIS GÓMEZ (El Correo)

Publicado por en No clasificado.


Array
(
)