Prepararse para Halloween

Prepararse para HalloweenHalloween es el momento perfecto para celebrar la magia del otoño y llevar un poco de su color y calor a su hogar. Lea nuestra breve guía para encontrar algunos consejos para planificar las visitas de los niños que vayan a pedir dulces y decorar su hogar de acuerdo con la festividad.

Al contrario de la creencia popular, no es obligatorio limitarse al tradicional esquema cromático de naranja y negro o adornar cada centímetro de su vestíbulo: unos pequeños toques aquí y allá serán igual de efectivos. Los tonos monocromáticos y neutros son paletas clásicas y sencillas que reflejan las tonalidades naturales del otoño tanto como los tonos góticos de Halloween. Añada accesorios como cojines y mantas e invierta en algunas piezas con carácter. Las calabazas decorativas y las calaveras o las siluetas de pájaros negros van bien para crear un escenario contenido a la par que cautivador. Los candelabros ornamentales y los ramos de temporada son una gran manera de trabajar en naranjas y negros sin saturar una habitación.

Calabazas individualizadas

Mientras que las decoraciones de Halloween en exteriores no tienen que ser estridentes, a menudo lo mejor aquí son los esquemas mínimos, el jardín o el porche son lugares perfectos para decorar si quiere divertirse con un tema o si está pensando en entretener a los niños disfrazados. Las calabazas vaciadas son un ornamento atemporal y casi obligatorio y quedan muy bien iluminadas con velas; pruebe a ponerlas en fila en el camino o escalones de su puerta principal para darle la bienvenida a los visitantes. Para un toque contemporáneo descarte las clásicas caras macabras e intente tallar sus iniciales o el número de su casa en las calabazas. Incluso podría dejar un mensaje para los niños de esta manera, uniendo varias calabazas pequeñas en una guirnalda. Use farolillos de papel para complementar su disposición y haga que la entrada a su casa sea cuanto más acogedora. Una corona otoñal en la puerta le dará un atractivo toque final.

Dulces, dulces, dulces

Ya sea Ud. un repostero empedernido o no, hay mucho espacio para la creatividad con los dulces que ofrezca a los niños que vayan a pedir. Las galletas y dulces caseros se pueden hacer a la medida de la festividad; use malvaviscos para hacer fantasmales dulces o haga los tradicionales muñecos de pan de jengibre con la forma de esqueletos con un glaseado. Alternativamente, use una calabaza grande para convertirla en un soporte para piruletas compradas.

Si no sabe si va a estar en casa para recibir a los niños, deje una cesta de dulces en su puerta y asegúrese de que su porche o entrada esté bien encendida. Las manzanas caramelizadas envueltas o los caramelos son una opción excelente en caso de mal tiempo para asegurarse de que nadie se vaya de su casa decepcionado. Todos estos dulces también son estupendos obsequios para sus vecinos, y si va a dar una fiesta de Halloween, una calabaza vacía será la hielera perfecta.

Cada propiedad se prestará a un diferente estilo de decoración y adornos. Para más inspiración en diseño de interiores, visite la página web de Engel & Völkers.

Publicado por en Company | Interiors | Interiors.


Array
(
)