Puro lujo: vivir en una villa alemana

Puro lujo: vivir en una villa alemanaEl mercado inmobiliario de lujo sigue floreciendo alrededor del mundo con compraventas que llegan a las siete cifras en lugares como Hong Kong, Nueva York y Londres y que a menudo suponen nuevos récords. Aunque Alemania es conocida por la fuerza y seguridad de su mercado inmobiliario, las ventas de gama alta raramente alcanzan los mismos precios que se consiguen en capitales europeas más densamente pobladas. En la actualidad, se estima que las casas de lujo suponen menos de un 1 % del total de propiedades en el mercado. No obstante, merece la pena explorar un poco más exactamente cómo definimos un hogar de “lujo” y qué beneficios de esto podría haber para inversores en propiedad alemana.

La definición del lujo no puede basarse únicamente en el precio, puesto que no es extraño encontrar casas de cinco dormitorios en algunas zonas valoradas con el mismo precio que apartamentos de una habitación en una zona más demandada. En algunas partes de Alemania, una vivienda independiente o adosada puede entrar en la categoría de lujo si vale más de 750 000 euros mientras que los apartamentos han de costar más de 5000 euros por metro cuadrado. Esta escala hace que el mercado alemán sea relativamente asequible en comparación con otros mercados de lujo, el coste de una espectacular villa alemana puede fácilmente costar lo mismo que un hogar familiar moderno en una ciudad como Londres.

Los umbrales de precios difieren según la región y las propiedades que pueden llegar a estos precios son muy distintas en cada ciudad. En Múnich, muchos inmuebles de lujo son casas grandes no adosadas, mientras que en Cottbus, es más probable que sea una mansión construida en los años de la revolución industrial alemana con varios acres de tierra. Al sur de Berlín, esta magnífica villa le saca todo el partido a su ubicación ribereña con espaciosos jardines arbolados y un patio escalonado, con sauna y bodega para subrayar el estatus de inmueble de lujo. En la vecina ciudad de Potsdam, esta casa del siglo XIX está rodeada de un jardín perfectamente cuidado que complementa perfectamente esta arquitectura inspirada en el Renacimiento.

Aunque estas dos propiedades se encuentran muy cerca de la capital alemana, su elegante diseño y espaciosos terrenos no parecerían fuera de sitio en el campo. Esto ejemplifica uno de los aspectos más atractivos del mercado inmobiliario: aunque pueden ser más pequeñas que sus equivalentes británicas o estadounidenses, las propiedades que se incluyen a menudo son espectaculares. Incluso en un barrio céntrico como Sachsenhausen en Fráncfort, inmuebles como este chalet de cinco plantas le ofrece a sus residentes todas las comodidades modernas, una terraza de verano y un jardín, todo a 10 minutos en coche del centro de la ciudad.

El espacio, la luz y una parcela privada a menudo están más valorados que un trayecto fácil al trabajo, así la isla de Sylt y la ciudad balneario de Baden-Baden siguen muy de cerca a Múnich, Hamburgo y Berlín en número de transacciones de gama alta. En Baden-Baden, el 58 % de todos los inmuebles son propiedades de lujo, con opulentas mansiones que a menudo llegan a tasarse en los 4 millones de euros. En Sylt, la limitada oferta de hogares de lujo puede aumentar su valor hasta los 15 a 25 millones de euros, gracias al flujo constante de inversores que esperan conseguir una segunda residencia en este exclusivo retiro costero.

Con tiendas en los vecindarios más exclusivos del país, Engel & Völkers son expertos en gestionar ventas de propiedades de gama alta. Para ver más casas de lujo o empezar a buscar su propia inversión en Alemania, visite Engel & Völkers en línea.


Array
(
)