Tendencia de interiores: Barroco moderno

Tendencia de interiores: Barroco moderno No es un secreto que los mejores diseñadores no solo abren nuevos campos con imaginativas visiones sino que también se inspiran en el pasado.

Un estilo de diseño especialmente evocador que fusiona ambos es el Barroco moderno, una versión contemporánea del ostentoso estilo que definió el decadente Palacio de Versalles de Luis XIV. El Barroco empezó en Italia en el siglo XVI cuando la Iglesia empezó a encargar obras de arte diseñadas para inspirar devoción a su congregación. La estética resultante tiene algunas características claras que incluyen lujosos motivos textiles, floridas tallas y guirnaldas florales.
El Barroco en su forma más pura puede resultar algo ostentoso en casas recién construidas, así la opulencia y complejidad de sus diseños combinan mucho mejor con propiedades de igual grandeza innata. No obstante, el Barroco moderno sirve como alternativa popular, fusionando el sello de la estética con el minimalismo contemporáneo para crear un estilo de diseño que trae este glamur de épocas pasadas al siglo XXI.

La clave del Barroco moderno es saber elegir sus piezas de estilo Barroco. Cada habitación solo necesita una o dos piezas de este mobiliario, con accesorios que aseguren la cohesión en el diseño. La sala de estar de este elegante apartamento en Barcelona es un ejemplo perfecto: los toques decorativos son minimalistas y respetan el esquema cromático neutral, mientras que dos butacas barrocas al lado de mesitas en tonos púrpura y metálicos proporcionan una pizca de opulencia sin sobrecargar la habitación.

Otro ejemplo de este enfoque es la sala de estar de este apartamento londinense, en la que la tapicería marrón apagado del sofá barroco combina con la simpleza de los suelos de madera y las paredes blancas. El Barroco debería evocar una sensación de lujo, así que el mobiliario debería estar hecho en materiales suntuosos como terciopelo, brocado y seda, pero en este ejemplo, la paleta de colores ayuda a que parezca más moderno, optando por tonos terrosos neutrales más que colores ricos como el rojo o el oro.

Este apartamento en San Petersburgo utiliza un equilibrio similar de manera más dramática, con butacas de peluche forradas en terciopelo morado. Las cortinas tienen el mismo tono en su tela de intricado patrón, pero el barniz del suelo de madera que contrasta con relucientes paneles de mosaico, sirve para darle un toque moderno a la habitación.

Alternativamente, puede desear introducir detalles barrocos con elementos fijos de iluminación bien elegidos. Esta residencia urbana en Dusseldorf muestra el impacto que este método puede tener: los candelabros de estilo antiguo y las lámparas ornamentadas transforman habitaciones que de otra manera serían minimalistas en espacios elegantes y opulentos y elevan estancias con decoración más suntuosa a instalaciones artísticas dignas de un palacio.

Parte del atractivo del Barroco moderno es que puede elegir sus elementos favoritos de ambos estilos e incorporarlos de manera que combinen con el diseño arquitectónico de su casa. Esta casa de campo en Westerland contrasta ornamentos dorados y alfombras en un morado claro con travesaños blancos y motivos geométricos en cojines y butacas. En el salón comedor las cubiertas de pelo de oveja de las sillas tienden la conexión entre el candelabro barroco de cristal y la clara modernidad de las patas de las sillas.

Para ver más propiedades que fusionan brillantemente la estética moderna y barroca, simplemente visite la página web de Engel & Völkers. Con propiedades de gama alta en cinco continentes, podemos garantizar que encontrará un nuevo hogar ideal que satisfará sus necesidades.

Publicado por en Company | E&V Worldwide | Properties.


Array
(
)