Travel Tuesday: La Riviera Francesa en otoño

Travel Tuesday: La Riviera Francesa en otoñoLa Costa Azul, también conocida como la Riviera Francesa, se extiende desde la frontera italiana al este hasta Théoule-sur-Mer al oeste. Hasta finales del siglo XVIII esta cosmopolita franja costera no era poco más que un puñado de tranquilas aldeas de pescadores, pero en la actualidad es conocida por su glamuroso estilo de vida, el prestigioso Festival de Cannes y kilómetros de playas de arena blanca. Visitar fuera de temporada es la mejor manera de vivir lo que nos ofrece sin tener que sufrir hordas de turistas y el agobiante calor del verano.

Un fin de semana de vacaciones en Cannes

Durante el otoño considere pasar un fin de semana en Cannes en la Costa Azul: la arquetípica ciudad de la Riviera Francesa es uno de los lugares más exclusivos, con un clima agradable hasta noviembre. El pasado y el presente de Cannes están entremezclados en toda la ciudad: en el Puerto Viejo los coloridos botes de pescadores están amarrados al lado de lujosos yates y el mercado del siglo XIX, el Marché Forville se encuentra a tan solo unos metros de los elegantes restaurantes contemporáneos de la calle Louis Blanc. Para almorzar vaya a La Colombe d’Or: Matisse, Miró y Picasso solían frecuentar el hotel y restaurante, que sigue exponiendo una colección de sus trabajos. Camine hacia La Palme d’Or para cenar en el paseo marítimo, La Croisette. El restaurante con dos estrellas Michelin tiene un interior de Art Decó con vistas al reluciente Mar Mediterráneo y sirve deliciosos platos incluyendo la salade de pigeonneau.

La Croisette & Le Soleil

Muchas de las boutiques más lujosas de Cannes se encuentran alrededor de La Croisette, incluyendo las de las casas de moda parisinas como Chanel, Christian Dior e Yves Saint Laurent. El bulevar también tiene algunas joyerías de lujo como Chopard y Cartier, las cuales hacen de él el destino ideal para compradores pudientes. Esta área de Cannes no solo es conocida por las tiendas de ropa, sino que también hay varias pastelerías conocidas. Los macarrones dulces y salados de Jean-Luc Pelé son especialmente populares, como también lo son los petit fours de Jérôme De Oliveira con su preciosa decoración.

En otoño el clima aún es lo suficientemente bueno como para bañarse en las playas de arena blanca de Cannes, incluyendo aquellas de la tranquila Isla Santa Margarita. Cannes también está bien situado para realizar excursiones de un día a algunos de los lugares más interesantes de la Riviera Francesa, tales como Monte Carlo, Antibes y Saint-Tropez. Un viaje en descapotable por una de estas tres carreteras costeras le recompensará con impresionantes vistas del océano: la Gran Cornisa recibe el sobrenombre de “la carretera más romántica del mundo”.

¡Es Niza!

Niza, la capital de la Riviera Francesa, se encuentra a unos 33 km de Cannes. Se hizo popular por los acaudalados viajeros británicos a finales del siglo XIX, y hoy en día conserva buena parte de su atractivo y prosperidad originales. Una de las atracciones principales en el casco viejo, Vieux Nice, es la calle Cours Saleya Marché aux Fleurs, donde ramos de flores recién cortadas llenan la plaza. A otra media hora de camino hacia el interior llegará al municipio medieval de Saint-Paul de Vence, donde los visitantes podrán sumarse a la cosecha anual en uno de los viñedos locales, antes de cenar en el restaurante del siglo XVI, Le Saint-Paul.

Publicado por en Company | Properties.


Array
(
)