Vivir en Son Vida

Vivir en Son VidaLa idea de hacer de Son Vida una comunidad semi-cerrada se remonta a su creación en los años 60 y se importó de Estados Unidos. La idea se plasmó en Son Vida en aquel entonces y con el paso de los años Son Vida se convirtió en el “Beverly Hills” de Mallorca.  En las colinas del sur-oeste de Palma y rodeadas de zona verde, un reducido número de unas 350 villas y mansiones se esconden entre el Golf de Son Vida con sus exuberantes jardines y se asoman en lo alto de las colinas. Una única entrada con seguridad las 24 hs, dos hoteles de 5 estrellas (Hotel Arabella Sheraton y el Hotel Castillo Son Vida), el campo de Golf más antiguo de Mallorca que este año cumple 50 años, la clase del campo de Golf Son Muntaner y la creación de nuevo Campo de Golf de Son Quint avalan la estabilidad, la prosperidad y el reconocimiento internacional de la zona.

Un ambiente internacional se respira en Son Vida con Familias distinguidas de diferentes países entre los que encontramos artistas, deportistas de elite, grandes empresarios, reconocidos políticos, familias reales, etc. La discreción para ellos es un requisito, grandes y frondosos jardines, paredes y muros resguardan y protegen la identidad de sus propietarios. Las nacionalidades de los habitantes es variada con un 30% españoles, el 30% gente de habla alemana, 20% de habla inglesa y 20% compuesto de árabes, escandinavos y rusos. Las familias Nord-europeas suelen vivir en la parte alta de Son Vida, desde donde se tienen esas vistas tan anheladas y deseadas a la Bahía de Palma y al Mar Mediterráneo. Las familias internacionales con niños y las familias españolas suelen vivir en la parte más baja de Son Vida, preferiblemente en la primera línea del Golf Son Vida dónde el olor a césped recién cortado acompaña el desayuno y el Golf se transforma en una melodía de fondo.

Vivir en Son Vida es sinónimo de lujo y exclusividad y es que en Son Vida sólo se permite la construcción de Villas unifamiliares con leyes urbanísticas muy claras y estrictas garantizando así un alto nivel y calidad. Las dimensiones de las Villas y Mansiones van acorde con las dimensiones de los terrenos.  Las propiedades más pequeñas en Son Vida son de 350 metros cuadrados construidos, la media es de 600 mt2 construidos mientras que las más grandes y opulentas llegan a los 2.500 m².

Las propiedades más solicitadas son aquellas con vistas al mar situadas en calles como Mosa, Albercuitx, Biniatro, Binibona y Solanda, entre otras, o en primera línea de Golf en calles como Solleric. El mercado de Son Vida está viviendo una actividad importante, con un mercado estable y variado muchos ojos exigentes apuntan ahora hacia Son Vida. Actualmente se están construyendo muchas grandes propiedades de estilos modernos con salas de SPA y piscinas interiores, apartamento de invitados, la más alta tecnología, altísimas calidades, materiales cálidos con colores claros y espacios muy abiertos y diáfanos.

La ubicación geográfica de Son Vida es también uno de sus fuertes. El casco antiguo de Palma, el aeropuerto internacional, los colegios internacionales, los tres campos de Golf de Palma, Restaurantes, Hoteles, Cines, Teatros, Centro Comerciales, Cines, Playas y Puertos deportivos son accesibles desde Son Vida en menos de 10 minutos.

Son Vida es sin duda una primera o segunda residencia segura, exclusiva, elegante, activa, central y tranquila en la que a muchos les gustaría albergar a sus familias. ¿Por qué irse más lejos?

Publicado por en E&V Worldwide.


Array
(
)