Certificado energético: todo lo que querías saber

 

Dime qué letra tienes y te diré cuánto de eficiente eres. Certificados energéticos: la actual ley sobre la vivienda lo exige a los propietarios pero… ¿Sabemos lo que son en realidad?

 

Pues bien, este requisito se trata de un trámite necesario a la hora de poner en venta o alquiler su vivienda, y tan solo un personal técnico habilitado puede realizarle tal etiqueta energética.

Esta obligación (que entró en vigor en enero de 2014) viene transpuesta de una Directiva comunitaria, es decir, se realiza a nivel europeo para todas las viviendas (tanto de nueva construcción como antigua). Los propietarios que no dispongan de certificado energético corren el riesgo de ser multados con sanciones que varían desde los 300€ hasta los 6.000€ (según sean leves o muy graves).

Tal documento deberá incluir una información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio así como valores de referencia como pueden ser los requisitos mínimos de eficiencia, con la finalidad de que los futuros propietarios o arrendatarios puedan tener en consideración ésto a la hora de comprar o alquilar una vivienda.

De este modo, se favorece la promoción de inmuebles de alta eficiencia y las inversiones en cuanto a ahorro de energía. El objetivo de la última directiva en cuanto a gasto es que el consumo de energía de cara al 2020 sea prácticamente nulo.

Naturaleza - eficiencia e.

 

¿Cómo funciona?

El certificado se divide en una escala de seis letras, que van de la A a la G, según el nivel de emisión de CO2 en relación a las dimensiones del inmueble.

Su validez es de unos diez años y el propietario será el responsable de su revisión y/o actualización (contando con un profesional habilitado para ello).  

¿Qué tiene en cuenta?

En este proceso se mide la energía consumida cada año, en condiciones normales de uso y ocupación. Para esto se tienen en cuenta todos los servicios utilizados de modo habitual: calefacción, refrigeración, ventilación…

¿Qué significan los colores?

Los certificados se dividen en colores y letras, las cuales van de la A (color verde, el más eficiente) a la G (de color rojo y de menor eficiencia).

Estos indicativos recogen los kilogramos de CO2 divididos por los metros cuadrados de la vivienda. Las propiedades que estén por debajo de los 6,8 kg CO2/m2 al año obtendrán la calificación A, y la peor, la G, es para aquellas que superen los 70,9 kg CO2/manuales.

 

eficiencia calificacion energetica

 

Publicado por en No clasificado.


Array
(
)