Diez curiosidades sobre Madrid

En Madrid tenemos una torre de cuento en mitad de un lago.

Se trata de una torre de estilo gótico-plateresco situada en el Embalse de Santillana. La torre quedó en mitad del lago cuando el embalse original se quedó pequeño e hicieron uno nuevo sobre el mismo. Está situada en dirección a Manzanares el Real y Soto del Real, cerca de la Sierra de Guadarrama.

 

 

La estatua del Ángel Caído del Retiro se encuentra a 666 metros sobre el nivel del mar
La Glorieta del Ángel Caído se encuentra a una altitud topográfica oficial de 666 metros sobre el nivel del mar en Alicante. Esta coincidencia con el llamado “número de la bestia”, unida a la existencia de una falsa creencia popular moderna según la cual el monumento es una suerte de «homenaje» a Lucifer, al mal, o a lo herético, ha despertado la imaginación de muchos aficionados al esoterismo. Sin embargo, este hecho no es en absoluto raro en Madrid, pues la altura media de la capital española es de 655 metros sobre la mencionada referencia.
Muchas personas creen que este es el único monumento en el Mundo alusivo al Ángel Caído, pero esto no es así, pues en la ciudad de Turín (Italia) existe una escultura de Lucifer en la cima del Monumento al Traforo del Frejus, y en Tandapi (Quito, Ecuador) la obra titulada “El poder brutal” representa la cara del Diablo.

 

Ángel caído en el Parque del Retiro

Ángel caído en el Parque del Retiro

 

Uno de nuestros restaurantes figura en el Libro Guinness de los Records.
El restaurante Sobrino de Botín reposa en sus páginas como… ¡el restaurante más antiguo del mundo! Sus bodegas (que datan de 1590), su horno de leña de encina y sus caldos castellanos o corderos tienen fama internacional. Pero aún más sorprendente que su fama o antigüedad es que, en un momento de la historia, aquí se acababa la ciudad. Madrid terminaba en la Casa Botín. Ya es tener historia haber sido la frontera que marcaba el fin de la ciudad, ¿verdad?

 

 

Restaurante Sobrino de Botín

Restaurante Sobrino de Botín

La tienda más antigua de Madrid es… ¡una farmacia!
La Farmacia de la Reina Madre, situada en la calle Mayor 59, no es sólo la farmacia más antigua de Madrid, sino que forma parte de la historia de la Villa y Corte. Creada en 1578 por un alquimista veneciano, fue Felipe V quien concedió el nombre de “Farmacia de la Reina Madre”, así como el escudo oficial a la botica en agradecimiento por los servicios prestados a su segunda esposa Isabel de Farnesio. Además de abastecer a la Casa Real durante décadas en este establecimiento se vendieron las primeras quinas traídas de América junto con drogas, píldoras áureas y misteriosos productos como la piedra imán y el extracto de momia egipcia. Actualmente la Real Botica es un museo que atesora documentos y objetos de gran valor histórico, entre los que cabe destacar libros antiguos y 1600 recetas antiguas, una de ellas a nombre de Miguel de Cervantes

 

Antigua farmacia de la Reina Madre

Antigua farmacia de la Reina Madre

 

La Posada del Peine fue el primer hotel de toda España
Abierto en 1610 por Juan Posada, esta “posada del Peine” ahora gestionado por los hoteles Petit Palace fue el primer hotel de Madrid y también de España. Su simpático nombre viene de la tradición que tenía la posada de atar un peine con una cuerda en todas las habitaciones.

La posada del peine

La posada del peine

 

En Madrid tenemos un Bosque de Finlandia
Así se llama un enorme bosque de árboles de hoja caduca y coníferas (típicos del país finés) que podemos encontrar en Rascafría. Su altura (1.000 metros sobre el nivel del mar) y el río Lozoya lo convierten en un paraje propio de países más fríos. Está frente al Monasterio de El Paular, M-604, en el kilómetro 27.200.

Bosque de Rascafría en Finlandia

Bosque de Rascafría 

 

El zoo estaba en el Retiro

Antes de que en los 70 los mandaran al Zoo de la Casa de Campo, para ver a monos, leones, tigres y muchos más animales tenías que ir al Retiro. Concretamente, a la Casa de Fieras que mandó construir Carlos III (que nació originalmente en el jardín Botánico). El deterioro de las instalaciones y la mala conservación de las mismas provocaron el traslado.

 Casa de Fieras de El Retiro (1770-1972)


Casa de Fieras de El Retiro (1770-1972)

La calle “Mira el Sol” se llama así por un milagro
En el siglo XVII los madrileños sacaron a la calle la momia de San Isidro para que pusiera fin a una terrible inundación (se le atribuía a San Isidro la capacidad de obrar milagros). La inundación, efectivamente, se detuvo; y a la calle “Mira el río” le cambiaron el nombre, desde entonces sería la calle “Mira el sol”.

Calle Mira el Sol

Calle Mira el Sol

 

Madrid tiene su propio mercadillo a lo Camden Town o Portobello Road

¿Cansado de oír hablar una y otra vez de los mercadillos de Londres? Sí, nosotros también. Sobre todo porque en Madrid contamos con nuestro propio mercadillo londinense… o algo muy parecido. Se llama Federica & Co. pero se lo conoce como “El Jardín de Hermosilla” y es un rincón lleno de ropa vintage, algún huertecito urbano que otro y mucho mueble vintage. Un sitio precioso donde comprar y pasear con gusto.

El Jardin de Hermosilla

El Jardin de Hermosilla

 

 

 

Hemingway terminó de escribir dos de sus novelas más famosas en un restaurante de la capital
“Cuando se conoce Madrid es la ciudad más española de todas, la más agradable para vivir, la de la gente más simpática, y, un mes con otro, la de mejor clima del mundo”. Lo escribió el autor estadounidense Ernest Hemingway (Oak Park, 1899-Ketchum, 1961) en “muerte en la tarde”. El premio Nobel de Literatura visitó varias veces el país. En los años veinte, vino en nueve ocasiones acompañado por su familia; durante la Guerra Civil, en 1937 y 1938, regresó a Madrid como corresponsal de la North American Newspaper Alliance, y volvió en los cincuenta, atraído, sobre todo, por las fiestas taurinas.

Ernest Hemingway

Ernest Hemingway

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Array
(
)