Feng shui: Arte milenario en la vida cotidiana

Literalmente en chino significa “ viento  y agua” . Se trata de una filosofía milenaria oriental en la cual a través del estudio de la tierra y la colocación de los elementos en la naturaleza se crean una serie de leyes que ayudan a que la energía positiva o CHI fluya en el hogar  y así poder mantener el equilibrio, la armonía y la buena suerte en la vivienda, y como no, influir positivamente en las personas que habitan en ella.

El feng shui, a pesar de ser una antiquísima ciencia, desembarcó en occidente en los años 80 de la mano de un sacerdote tibetano instalado en california. Poco a poco se fueron difundiendo más y más textos en occidente hasta llegar a la gran influencia que tiene en nuestros días estas enseñanzas.

La energía positiva o CHI según en feng shui, se manifiesta en 5 elementos de la naturaleza: Madera, fuego, tierra, metal y agua. A cada uno de estos componentes se le atribuyen una serie de asociaciones como por ejemplo: el fuego es el verano, el calor, el corazón, los colores cálidos, la impaciencia, las formas triangulares, etc. La teoría de los 5 elementos es la piedra angular de esta ciencia, y como tal, es muy importante que siempre estén  presentes y en perfecta armonía, pues unos se alimentan de otros, y todo está relacionado entre sí.

Teniendo estos 5 elementos en cada estancia del hogar ayudaremos a que la energía o Chi fluya de una manera cómoda, sin estancarse por toda la vivienda y recorriéndola en su totalidad. Para que esto ocurra es muy importante mantener el orden, los colores serenos  y también deshacernos de cosas inútiles, tirando lo viejo para dar paso a lo nuevo cada cierto tiempo. Todo debe de fluir.

A diferencia de lo que se cree generalmente tener un hogar feng shui no significa tener una vivienda estilo zen u oriental, de hecho una premisa  muy importante de esta técnica es que cada casa es diferente. Esta filosofía habla de la colocación de los elementos en el espacio y sus formas, no cómo deben ser, o solo en cierta medida.

Otra de las equivocaciones de algunas personas es que creen que en el feng shui todas las formas deben ser redondas o curvas. De hecho, las formas cuadradas aportan estabilidad y no tienen ninguna connotación negativa, simplemente tienen que estar en armonía con los otros elementos.

En cuanto a la decoración es la parte más subjetiva de esta ciencia, pues esta solo habla de rodearnos de objetos y símbolos que representen nuestros mejores deseos, y aquí cada uno tiene los suyos.

Estas ideas obviamente son muy generales, sin embargo hay muchísimo más que saber sobre esta disciplina. Los interesados podréis encontrar en el mercado numerosísimos libros para todos los gustos

 

Publicado por en Residential.


Array
(
)