La 5 Principales Virtudes del Notario

La 5 Principales Virtudes del Notario

 

El notario es un profesional del Derecho con una alta preparación (para acceder al cuerpo de notarios se supera una oposición realizada a través de un mecanismo de selección de los más duros existentes al que sólo se pueden presentar licenciados en Derecho y que exige estudios intensos y profundos.), cercano e imparcial que te ayuda, asesora y garantiza que tu contrato o negocio esté ajustado a la mas estricta legalidad. El notario es garantía de legitimidad y seguridad tanto para los particulares como para el Estado.

 

El objetivo del notario es que el contrato, negocio o declaración esté ajustado a la legalidad y sea intachable. La escritura pública, así se denominan los contratos firmados ante notario, es fehaciente ante los tribunales de Justicia: nadie pone en duda su veracidad, no necesita prueba.

 

Cualquier documento que se haya firmado ante notario aporta la tranquilidad de que el negocio o contrato es definitivo, inamovible y eficaz.

 

El coste de la intervención notarial es muy inferior a los costes sociales y económicos que evita. Sólo una pequeña parte de lo que se paga en la notaría pertenece a la factura del notario, siendo la mayor parte una provisión de fondos para hacer frente a los impuestos, honorarios registrales y de gestión, así como otros gastos generados que el notario abona en nombre del cliente.

 

Los notarios adaptan constantemente sus funciones de forma que están preparados para adelantarse y prevenir los nuevos requerimientos sociales y tecnológicos. Así mismo se encuentran inmersos en un estudio constante para mantener permanentemente actualizados sus conocimientos profesionales en los ámbitos autonómicos, nacional e internacional.

 


Array
(
)