Martes viajero: República Dominicana

Martes viajero: República DominicanaCon sus arrecifes de coral, verdes montañas y espectaculares cascadas, es fácil ver por qué el número de visitantes anuales de la República Dominicana no ha parado de aumentar. Esta moderna nación conforma la mitad de la isla La Española, una isla históricamente llamada Quisqueya o «madre de todas las tierras» por los tainos, los habitantes indígenas de esta isla, que probablemente tenga la geografía más diversa del mundo.

Capital cultural 

La capital, Santo Domingo, a menudo recibe el sobrenombre de la ciudad más vieja del Nuevo Mundo. Fue fundada en 1496 por Bartolomé Colón, cuyo famoso hermano atracó en La Española en 1492. La rica historia de la ciudad se hace evidente en las calles adoquinadas de la Zona Colonial, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Allá, entre la arquitectura de estilo europeo, se encuentra la fortaleza europea más antigua que aún existe en el Nuevo Mundo, La Fortaleza Ozama. 

La bachata y el merengue forman el paisaje sonoro de la ciudad, inundan las calles de música desde tiendas en esquinas donde los dominicanos se encuentran y socializan. Pruebe su suerte y baile bachata al son de la música en una de las muchas discotecas de Santo Domingo, como El Sartén, un pequeño bar apartado que es una auténtica experiencia dominicana. 

Frescas delicias

La cocina dominicana, conocida como la comida criolla,​ está influida por sus raíces africanas, tainas y españolas. Los platos tradicionales incluyen el sabroso sancocho, un estofado de carne y verdura servido con aguacate fresco y lima, y la bandera, arroz y habichuelas rojas servidos con pollo asado. Las frutas nativas son muchas y variadas. Algunas de las más populares son los mangos, plátanos y limoncillos, dulces frutas verdes con jugosa pulpa color salmón y unas semillas desproporcionalmente grandes en el centro.

El marisco y el pescado es otra delicia de los menús dominicanos y debe ser fresco del día. El róbalo, el pargo rojo y el pez loro se sirven asados con limón o con una salsa criolla, a base de tomate y algo picante, mientras que las gambas, langostas y cangrejos se hacen a la parrilla para sacarles sus sabores naturales. Las Palmas en Bayahibe es especialmente conocida por su langosta, servida simplemente con patatas asadas y zumo de fruta servido muy frío.

Impresionante paisaje

Escape de las playas más frecuentadas y vaya a la Península de Samaná Peninsula, donde encontrará playas de arena blanca y palmeras. De Playa Rincón se suele decir que es una de las playas más bonitas del caribe, un bonito título en vista de la gran competencia. Es difícil de llegar a ella debido a los acantilados de Cabo Cabrón, pero una vez allí encontrará cuatro kilómetros de arenas vírgenes a lo largo de la bahía acotada por palmeras, desde donde cada año se puede observar la migración de las ballenas jorobadas. 

En el interior, la frondosa selva tropical alberga varias cascadas. El Salto el Limón, en la Península de Samaná, tiene una caída de 36 metros y termina en una piscina turquesa. Desde Samaná se pueden hacer rutas ecuestres con guía. A poca distancia desde Puerto Plata encontrará la majestuosa cascada Damajagua, una serie de 27 cascadas conectadas y piscinas de piedra caliza a las que podrá trepar, remojarse y saltar desde ellas.

El mercado del turismo y los inmuebles de lujo en la República Dominicana está creciendo con rapidez gracias a la reciente construcción de varios centros comerciales y mansiones de gama alta. Con tiendas ya operativas en Santo Domingo y Punta Cana y una nueva por inaugurar en Puerto Plata, Engel & Völkers le brinda sus conocimientos sobre el terreno para ayudarle en su búsqueda de una inversión caribeña.

Publicado por en Company.


Array
(
)