Travel tuesday: Malta

Travel Tuesday: Malta7000 años de historia, el escabroso paisaje mediterráneo y más de 300 días de sol al año se juntan en Malta para convertirla en uno de los destinos más interesantes de Europa, especialmente en verano. Malta, que se encuentra al sur de Sicilia, es el país más pequeño de la Unión Europea. Es un archipiélago en el que solo están pobladas las tres islas más grandes: Comino, Gozo y la propia Malta. Aunque quizá sea conocida por su combinación ganadora de clima suave y preciosas costas, la cultura, arquitectura e historia de nación son igualmente capaces de ganarse a los visitantes, convirtiendo cada viaje a Malta en un romance de por vida. 

En primavera y otoño el clima es cálido, pero sigue siendo suficientemente fresco como para permitir que los visitantes exploren las atracciones de la isla a pie. Durante el verano las temperaturas suben y, aunque sea una tortura visitar monumentos con ese calor, el tiempo es perfecto para disfrutar de las playas. La costa de Malta es una de las más limpias de Europa, con sus playas de arena blanca que enfatizan el oscuro y seductor azul del Mediterráneo. En invierno la temperatura rara vez baja de los 15°C, un clima suave que ofrece el respiro perfecto a la nieve y el hielo del norte de Europa.  

¡Guau, 320 monumentos!

La Valeta, la capital del país, es una embriagadora mezcla de arquitectura que evoca influencias de Oriente Medio, del Norte de África, europeas e incluso sudamericanas. Muchos de los edificios de La Valeta son del siglo XVI y fueron construidos por los Caballeros de la Orden de San Juan durante su mandato de 250 años sobre la isla. La ciudad es una de las áreas históricas más concentradas del mundo, con 320 monumentos en 55 hectáreas. No es sorpresa que fuera una de las primeras ciudades nombradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Vamos a bucear…

La pequeña isla de Gozo es famosa entre submarinistas. Muchos la consideran el mejor lugar de Europa. Los naufragios de la Segunda Guerra Mundial y los impresionantes paisajes submarinos están listos para ser explorados al tiempo que la abundante vida marina le añade toques de vibrantes colores. Las islas rurales proporcionan grandes oportunidades para hacer senderismo, especialmente desde mediados de noviembre a mediados de mayo, cuando el campo está verde y salpicado de flores silvestres. En Malta uno nunca está lejos del mar y puede disfrutar de las vistas del Mediterráneo incluso cuando uno explora las zonas de interior.

¡Explore una gastronomía excelente!

Cenar en Malta ofrece una gran variedad. El Guze Bistro de La Valeta es uno de los favoritos por sus raviolis caseros y degustación de cerdo. Elija entre restaurantes internacionales a lo largo del pintoresco puerto, locales ambientados en catacumbas bajo la ciudad y agradables cafés locales que sirven el plato típico: fenkata (estofado de conejo). Como es de esperar en una isla, el excelente marisco también es abundante. Diríjase a Tartarun en Marsaxlokk, un pequeño pueblecito de pescadores en la costa sur de Malta, para un carpaccio de pez espada, langosta fresca y róbalo asado. 

Debido al atractivo internacional del país, no es sorprendente escuchar que las cifras de turistas no paran de subir, prueba del aumento año tras año son las cifras de llegadas en octubre 2014. Esta popularidad no parece que vaya a decaer en 2015. Ahora es el momento ideal de invertir en propiedad inmobiliaria en las islas. Ya esté buscando una segunda residencia al sol o una magnífica propiedad para alquilar, Engel & Völkers Malta conoce a fondo la isla y le puede ayudar en cada paso del camino.

Luzzu

Publicado por en Company.


Array
(
)