Reestructuración del espacio público:expansión urbana al interior

Para 2030, aproximadamente tres de cada cinco personas vivirán en una ciudad. Las ciudades cambian constantemente de entorno y evolucionan, se expanden en diferentes direcciones, dejan atrás ciertas partes, experimentan un auge demográfico e incluso una fuga de población. La naturaleza de estas bestias en constante movimiento y cambio significa que los espacios están cambiando todo el tiempo y que lo que antes era residencial se convierte en una zona comercial, y lo que antes era una zona industrial se convierte en un nuevo y vibrante barrio residencial. Con todo esto en movimiento, los usos de los espacios públicos también tienen que evolucionar.

Hamburg - "Hacia adentro" es el nuevo "hacia arriba" ahora que los urbanistas están construyendo hacia el interior para resolver los problemas de población.

¿Por qué construir hacia adentro?

La expansión hacia el exterior de una ciudad no siempre es posible debido a otras poblaciones cercanas, limitaciones geográficas o el riesgo de dañar los hábitats verdes. En los últimos años, la solución más popular ha sido la expansión hacia arriba con rascacielos cada vez más elaborados, como los de Pekín, Nueva York y Tokio. Construir “hacia adentro” es, por otra parte, una frase que se utiliza para describir el uso y la reorientación de edificios antiguos y en desuso, de terrenos entre edificios existentes y de espacios públicos, todo ello con el fin de evitar la expansión de la ciudad más allá de sus límites actuales.

En Berlín, por ejemplo, el antiguo aeropuerto de Tempelhof se ha convertido en un parque público muy apreciado con empresas y huertos comunitarios. En Hamburgo, la regeneración de las zonas portuarias ha hecho que un espacio que antes era industrial se convierta en un hermoso barrio residencial y cultural. Otras ciudades se han centrado en el agua en busca de soluciones, como en Copenhague, donde la empresa BIG Architects ha creado viviendas asequibles para estudiantes a partir de contenedores flotantes.

¿Qué tipo de espacios públicos?

Los tipos de espacios públicos que los urbanistas pueden estar tratando de reurbanizar incluyen “terrenos comunes”, como plazas, el “espacio muerto” entre edificios, edificios en desuso y espacios como las antiguas líneas de tranvías. Todo esto tiene un valor limitado antes de la reurbanización, pero un gran potencial para satisfacer las necesidades de las crecientes poblaciones urbanas. Cada ciudad, por supuesto, tiene diferentes terrenos baldíos en los cuales concentrarse. Las antiguas ciudades industriales puede que tengan más naves industriales y también terrenos potencialmente contaminados, mientras que las antiguas ciudades de mercado es posible que tengan plazas más anchas que puedan aprovechar. Las ciudades antiguas tendrán edificios históricos más pequeños y calles más estrechas con las que lidiar.

¿Hay algún aspecto negativo?

Para las autoridades municipales que buscan acomodar a una población más grande y utilizar el espacio del centro de la ciudad, hay dos posibles efectos negativos de una planificación deficiente. El primero es que el hábitat natural y la biodiversidad podrían estar en peligro. Incluso las ciudades son hábitats vibrantes para una amplia gama de animales, por lo que cualquier uso de espacios verdes para la construcción pone en peligro esos hábitats y especies. Sin embargo, una buena planificación puede asegurar que las ciudades conserven sus credenciales verdes con proyectos arquitectónicos que incorporen follaje y plantas para absorber el dióxido de carbono, mejorar la calidad del aire y ayudar a apoyar la diversidad ecológica del centro de la ciudad. 

El segundo inconveniente potencial es que las ciudades corren el riesgo de perder parte de su historia y de su patrimonio si deciden demoler edificios que son demasiado antiguos o pequeños para su uso. Sin embargo, hay formas creativas de evitarlo. Las ciudades podrían considerar la posibilidad de reorientar las fábricas hacia espacios de vida de moda o espacios comunitarios de uso mixto, como la fábrica de leche Toni en Zurich y el parque paisajístico en Duisburg, en un antiguo terreno industrial.

¿Cómo se verán nuestras ciudades del futuro a medida que se expandan hacia adentro y hacia arriba, promuevan las tecnologías inteligentes y se enfrenten a los modelos cambiantes de trabajo y a las amenazas ambientales? Una cosa está clara: a partir de aquí todo cambia.

Contáctenos ahora

Engel & Völkers Blog
Correo electrónico
Atrás
Contacto
Introduzca aquí sus datos de contacto
Gracias por su mensaje. Nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Su equipo Engel & Völkers
Tratamiento
  • Señor
  • Señora

¿Qué datos en concreto se almacenan y quién tiene acceso a ellos? Descúbralo aquí. 
Estoy de acuerdo con el almacenamiento y uso de mis datos de conformidad con la Declaración de privacidad, así como con el tratamiento de estos dentro del Grupo Engel & Völkers para dar respuesta a mis solicitudes de contacto y consultas. 
Puedo revocar mi consentimiento en todo momento de manera prospectiva.

Enviar ahora
Array
(
[EUNDV] => Array
(
[67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
[67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
)
)