Encuentre un sitio al que llamar suyo
Atrás
Engel & Völkers Socios licenciatarios Puerto Varas

Casas, terrenos, campos, parcelas en Puerto Varas y el sur de Chile

Compra y venta de propiedades en Puerto Varas y la Región de Los Lagos

La región de los Lagos es una zona de hermosos paisajes naturales con gran variedad de lagos y ríos en medio de una frondosa naturaleza de bosques patagónicos. De temperaturas templadas, permite disfrutar durante todo el año de diferentes actividades turísticas y recreacionales, tales como deportes nauticos, ski y pesca entre muchas opciones.

La infraestructura hotelera y gastronómica es amplia y de primer nivel, siendo Puerto Varas, la segunda ciudad de Chile con mayor número de hoteles de cuatro y cinco estrellas. Existen excelentes propiedades en la zona, ya sea junto al lago, ríos o simplemente en medio de la naturaleza; en todas ellas podrá disfrutar del encanto y belleza de esta región patagónica.

Dentro de nuestra cartera podrá encontrar los siguientes tipos de propiedades (entre otros):

Los invitamos cordialmente a visitar nuestra oficina en Puerto Varas, donde recibirá una excelente asesoría de las propiedades disponibles en la región de los Lagos.

Newsletter

Registration
Sign up for our newsletter and automatically receive the latest information.
Su solicitud se ha trasmitado con éxito.
En unos momentos recibirá un mail con un link. Por favor use el link para finalizar su registro.
Su email ya está suscrito
Se ha producido un error general.
Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Blog

Publicaciones recientes

Contáctenos ahora
Engel & Völkers
Socios licenciatarios Puerto Varas

Síganos en las redes sociales

Puerto Varas, conocida como “la ciudad de las rosas y los volcanes”, se ha convertido en los últimos años en una de las ciudades más atractivas de Chile. En ella se mezclan casi a la perfección su imponente paisaje natural, formado por el lago Llanquihue y los volcanes Osorno, Calbuco y Puntiagudo, con sus calles que guardan lo más típico de la arquitectura y pastelería alemana y el movimiento de una ciudad que ofrece innumerables panoramas.

Pero todo esto es sólo lo que se puede ver a simple vista, ya que al recorrer con atención sus calles, sus casas patrimoniales van contando la historia de esta ciudad fundada en 1853.

Ubicada a 21 kilómetros de Puerto Montt, en la Región de Los Lagos, Puerto Varas tiene un sector denominado Zona Típica con construcciones protegidas que son el reflejo más fiel de la influencia germana en la identidad puertovarina.

Pero además su patrimonio natural y sus alrededores, como el Parque Philippi y el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, son un excelente motivo para quedarse  en esta preciosa ciudad.


Saltos del Petrohué y Lago Todos los Santos

Bordeando el lago Llanquihue  por la ruta 225 ,se va hacia Ensenada, una ruta que bordea el lago y en donde se ´pueden apreciar preciosas y verdes praderas junto a la vista del lago Llanquihue y volcanes Osorno y Calbuco, ademas de buenas opciones de restaurantes  que ofrecen  especialidades gastronómicas de la región.

Por esta misma ruta y a 72 kilómetros al este de Puerto Varas, está el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, el primer parque de su tipo en Chile creado en 1926, y el más antiguo de Latinoamérica, según los registros que existen. Este lugar tiene más de 253 mil hectáreas y conforma los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, una reserva de la biosfera reconocida por la Unesco en 2007.

Uno de los principales atractivos naturales de la región está en este parque: se trata de los Saltos del Petrohué, cascadas del río Petrohué que corren sobre una base formada por la lava del volcán Osorno. Éstos se pueden ver desde plataformas ubicadas a la altura desde donde cae el agua o desde lanchas que realizan paseos por el río.

Dentro del parque se pueden recorrer senderos de trekking, practicar rafting, pescar y conocer la flora y fauna nativa.

Un segundo hito natural en este parque es el lago Todos los Santos, considerado por algunos como el límite norte de la Patagonia chilena y que da origen al río Petrohué.

Este lago es un lugar muy especial en donde se tiene la sensación de que todo lo que se ve no ha sido intervenido por el hombre. Por esto, caminar o andar en bicicleta por las arenas volcánicas, o simplemente sentarse aquí es perfecto para estar rodeado únicamente por la naturaleza.

Independiente de la época del año en que se visite, se puede ver cómo el verde de los cerros se transforma en nieve a medida que se internan hacia el lado argentino, ya que éste lago se puede recorrer en barcos turísticos que llegan hasta la costa este, ubicada en Bariloche.