Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Claves para optimizar la jornada laboral como consultor inmobiliario

Los profesionales inmobiliarios tienen cada día la oportunidad de conocer a gente nueva. Por ello, su profesión es diferente y muy interesante.

El día a día de un consultor inmobiliario está marcado por muchas tareas diferentes. La venta de una vivienda no es una labor sencilla, y lleva aparejados una serie de desafíos y de problemas que hay que resolver.

El asesor inmobiliario dispone de mucha autonomía, con libertad de gestión de horarios, y la posibilidad de gestionar sus horarios y su forma de trabajar.

La optimización del día laboral del comercial inmobiliario

Normalmente se trabaja más horas de las necesarias. El día entero del asesor inmobiliario se pasa trabajando. Son muchas las tareas a realizar: visitar nuevas viviendas, enseñar las que ya están en cartera a clientes, trabajo administrativo en la oficina, etc.

La pausa para comer suele ser corta, entre otras cosas porque es posible que ese sea el mejor momento para visitar a un cliente, para una cita en una vivienda con sus propietarios dentro, etc. Lo mismo ocurre al final del día. Algunas personas con las que no se puede contactar en el resto de la jornada, es más fácil hacerlo cuando dejan de trabajar. Y con ello, el día laboral del comercial inmobiliario se alarga.

Barcelona - engel-volkers-consultor-inmobiliario.jpg

Gestionar el tiempo adecuadamente es una gran ayuda para un asesor inmobiliario. Para ello es fundamental la organización de la agenda. Igual que otros comerciales, el consultor inmobiliario tiene que organizar sus tareas para decidir el orden de realización, optimizar su tiempo y centrarse en las que son realmente importantes.

También es positivo destinar el tiempo necesario a cada tarea, evitando los llamados “ladrones de tiempo”. Es importante destinar a cada función a realizar un tiempo determinado.

Estas tareas imprevistas, que no se habían previsto, pero que pueden alterar la jornada laboral, son:

• Interrupciones, llamadas, visitas inesperadas, dejar la tarea para atender a alguna persona.

• Las tareas ajenas que hay que asumir como propias en algún momento.

• Reuniones o citas que se alargan más de lo previsto.

• Las labores administrativas también puede robar mucho tiempo, más de lo planificado. Es el ejemplo de la lectura de un largo documento.

• Malos hábitos personales. Si no somos ordenados, será más difícil encontrar lo que necesitemos en cada momento, y con ello perderemos más tiempo.

• Una mala comunicación entre compañeros, los malentendidos, también provocan la pérdida de tiempo.

Como vemos, estas variables tampoco son incontrolables. Se puede destinar más tiempo en la agenda al control de estos imprevistos. La organización en agenda del día a día es la clave para que un consultor inmobiliario pueda optimizar su jornada laboral. Como hemos visto, hay que priorizar las tareas más importantes, dejando para el final las secundarias, y contemplando un tiempo para imprevistos.

Engel & Völkers

Barcelona
Avinguda Diagonal, 640
08017 Barcelona
España
Tel.
+34 93 515 44 44

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)