Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Cómo optimizar el espacio en una cocina alargada

Las limitaciones arquitectónicas pueden dar al traste incluso con los proyectos interioristas más exquisitos si estos no toman en consideración las circunstancias concretas del inmueble. A modo de ejemplo, una cocina estrecha o alargada es todo un reto en lo que a la optimización del espacio se refiere, dado que la distribución tradicional de muebles y electrodomésticos pueden dejarnos sin margen de maniobra en cuestión de minutos. Seguidamente, le mostramos las claves para sacar el máximo partido a una cocina alargada.

El primer elemento en el que detenerse es la cuestión de la iluminación. Si la cocina dispone de acceso exterior, no hay más que fijar ventanas algo más elevadas de lo habitual para que la luz natural inunde la estancia con gran facilidad. En este caso, las manivelas de las ventanas deben fijarse en el inferior de las mismas en lugar de en el centro, por evidente motivos de maniobrabilidad. Si, por el contrario, la cocina es interior, la solución más elegante son las pequeñas lámparas colgantes, que evitan que los focos queden lejos de las principales zonas de acción.

Barcelona - Cocina alargada

El mobiliario es el siguiente aspecto en orden de importancia porque es en su distribución donde realmente se dirime la funcionalidad de la cocina. Se imponen armarios altos que cubren tanto los espacios inferiores como los superiores, en armónica alternancia con los electrodomésticos. Optar por estantes en línea de diferente longitud es un recurso especialmente útil, abriendo la posibilidad a utilizarlos como soportes de elementos decorativos a la par que prácticos, tales como tarros de colores. Al fin y al cabo, ¿acaso lo estrecho no puede ser estético?

Por supuesto, los electrodomésticos tienen un protagonismo indiscutible en las cocinas y las soluciones integradas ganan enteros cuando el espacio se limita al extremo. Aquí, hornos y frigoríficos forman parte de un todo junto a los armarios y las cajoneras, dotando a la cocina de una gran racionalidad que no compromete sus posibilidades. Y si se opta por electrodomésticos exentos y de distintas marcas -observando siempre la imagen de conjunto de la cocina- la variedad de tamaños garantiza un encaje perfecto en cualquier plan organizativo vertical.


Barcelona - Cocina alargada

Por último, todas las grandes indicaciones anteriores respetan una norma común que se aplica con idéntica precisión a los pequeños detalles: el orden. Un espacio limitado exige todavía más que cada elemento esté exactamente donde debe, puesto que una sartén o un bote fuera de lugar pueden limitar considerablemente la superficie disponible para cocinar. Un pequeño truco para prevenir estas situaciones consiste en explotar las puertas como estanterías de emergencia. La instalación de pequeños compartimentos colgantes en las mismas nos permite almacenar en ellos todo tipo de utensilios de manera provisional.

Engel & Völkers

Barcelona
Avinguda Diagonal, 640
08017 Barcelona
España
Tel.
+34 93 515 44 44

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)