Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

¿Qué queda de la Barcelona romana?

Así como la herencia medieval y moderna resulta apreciable en amplias zonas de la ciudad, los vestigios del pasado de la civilización romana por Barcelona no son tan conocidos como deberían. Y es que, bautizada como Barcino, la hoy capital catalana fue una colonia que se levantó en tiempos de Octavio Augusto y que ganando poco a poco tamaño en paralelo con la construcción de distintos recintos públicos. Estos son los más interesantes de cuantos se conservan en la actualidad.

La plaza de San Jaime, que hoy alberga las sedes de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona, nació precisamente como el foro de Barcino. Siguiendo el esquema urbanístico habitual en la época imperial, el foro se situaba justo en el centro de una cuadrícula perfecta, que hoy corresponde, grosso modo, con el Barrio Gótico barcelonés. Muy cerca de este punto, en la calle Paraíso, se sitúa el Templo de Augusto. En realidad, apenas quedan tres columnas de lo que probablemente fue uno de los edificios de culto más importantes de la ciudad.

Barcelona - plaza-sant-jaume.jpg

Foto: Plaça de Sant Jaume

No nos alejamos demasiado porque en la plaza de Ramón Berenguer el Grande se encuentra una sección de la muralla romana, uno de los monumentos más importantes del periodo. Esta estructura defensiva está perfectamente integrada en la trama urbana contemporánea y cuenta con varios edificios adosados. La sección más llamativa es sin duda la que corresponde a las antiguas puertas de acceso a la ciudad, popularmente conocida en Barcelona como Portal del Obispo, por situarse al final de la calle del Obispo.

La siguiente parada apenas nos obliga nuevamente a dar un par de pasos desde el Portal del Obispo. El Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) es siempre una visita recomendable pero en el caso concreto de Barcino podría decirse que se trata de una parcela más del recorrido. No en vano, además de las notables colecciones de restos romanos entre otras civilizaciones, el subsuelo del edificio alberga una gran superficie arqueológica abierta al público. De hecho, está considerada la excavación subterránea de época romana más grande de Europa.

Y para concluir, no es posible conocer la Barcelona romana sin haber visitado la vía sepulcral de la plaza de la Villa de Madrid, lo que nos obliga a desplazarnos en dirección a la Rambla de Canaletas. También llamada necrópolis de Barcelona, este complejo funerario se construyó en las afueras de Barcino y hoy prácticamente delimita el extremo occidental del casco antiguo barcelonés. Con 85 sepulturas descubiertas, el perímetro acotado es prácticamente un museo al aire libre.

Engel & Völkers

Barcelona
Avinguda Diagonal, 640
08017 Barcelona
España
Tel.
+34 93 515 44 44

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)