Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

5 consejos para dar una buena impresión en una entrevista de trabajo

Cuando nos encontramos frente a una entrevista de trabajo resulta imprescindible ser muy cuidadosos, porque en menos de un minuto podemos ser catalogados de una forma determinada por nuestros interlocutores. Evitar defraudar será el mayor objetivo de la persona que se ve obligada a pasar por una de estas entrevistas de trabajo, para conseguir la plaza que le interesa.

La posibilidad de dejar una buena impresión es algo que no ofrece segundas oportunidades si no se ha conseguido a la primera y eso suele significar la pérdida del puesto ansiado. Además, afrontar una entrevista o cualquier otra prueba parecida genera un cierto estrés que necesitamos vencer para salir airosos de la situación.

Existen muchos factores a tener en cuenta, pero podemos hacer un resumen de cinco puntos muy concretos que pueden hacen deslizar desde el éxito hasta el fracaso nuestras posibilidades.

1.- Cuidar el vestuario. Indudablemente, la forma en la que el candidato va vestido y cómo le sienta el traje que lleva es lo primero que observa el entrevistador. El vestido diario y común es algo muy personal, pero para dar una buena impresión profesional es imprescindible respetar una cierta etiqueta.

El aspecto cuidado proporciona la impresión de que el candidato se preocupa verdaderamente por este trabajo y se lo toma en serio. Esta cuestión abarca también la higiene personal. Nadie saca nada positivo de presentarse a una de estas entrevistas con las uñas sucias, la barba más afeitada y un olor corporal desagradable.

Valencia - GettyImages-503853243-56b09dab3df78cf772d00bf1.jpg

2.- El saludo debe ser un apretón de manos firme. Un apretón de manos al iniciar el saludo con el entrevistador se considera correcto. Incluso si esa persona no ofrece la mano a cambio del mismo, iniciar el gesto ya supone un comportamiento adecuado.

Pero, tiene sus peligros, especialmente si no se ofrece un saludo firme, sino débil o blando, porque inspira desconfianza. El candidato que tenga tendencia a sudar por las palmas de las manos debería secárselas cuidadosamente antes del saludo.

3.- Evitar hablar de más. Suele ser una consecuencia del nerviosismo y resulta negativa. Si no se conoce la respuesta a una pregunta directa es mejor reconocerlo que divagar o tratar de rellenar con retórica una respuesta improvisada.

4.- Adoptar una postura adecuada. Si la situación es estresante podemos adoptar una postura extraña. Cuidar esa postura puede resultar básico, porque demuestra la comodidad o incomodidad del candidato. Una buena idea es practicar ante un espejo.

5.- Hay que ser agradecido. Después de la entrevista es conveniente agradecer al entrevistador por el tiempo dedicado y por supuesto no mostrar una descarada sensación de impaciencia o de alivio por haber terminado la prueba.

Engel & Völkers

Valencia
Luis Vives, 6 puerta 4
46003 Valencia
España
Tel.
+34 96 351 78 97

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Valencia y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.




Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)