Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Gastronomía del calçot

El calçot es de la familia de la cebolla. Originario de Valls, un pueblo con amplias raíces mediterráneas. La temporada del calçot empieza a mediados de octubre y dura hasta abril.

Ideal a la brasa


Para comer calçot hay que ensuciarse. Lo manda la tradición. Requiere mancharse las manos, utilizar incluso un babero, estar con amigos o familia, relajarse y disfrutar. 

Los verdaderos calçots se cocinan sobre el fuego y se sirven encima de una teja, envueltos en un papel de periódico. Estéticamente parecen calcinados, pero tienen un exquisito sabor en su interior.

El proceso de cocinado

Lo primero a tener en cuenta para cocinar el calçot es no cortar sus raíces. Las raíces se van a quemar en el fuego, y serán muy útiles en el momento de pelar. Además, si cortamos las raíces se perderá mucho jugo por el corte, y la punta del calçot se quemará.

El cocinado exige asar bien los calçots sobre llamas de sarmientos, comer con las manos y acompañar de una salsa llamada salvitxada, parecida a la salsa romesco.

En el momento de comer, buscaremos las hojas centrales para sujetarlo con una mano. Con la otra agarraremos la zona del final del calçot, donde están las raíces.

Con el calçot bien agarrado haremos una leve presión en la parte final, desde las raíces, y estiraremos con suavidad para pelarlo. La punta del calçot debe estar tierna y sin quemar. Lo tomaremos todavía caliente, mojando en salsa. No hay que poner demasiada salsa, para disfrutar del sabor de todos los componentes del bocado.

Una vez comidos los calçots se tiran más troncos a la llama, consiguiendo unas buenas brasas. Con ellas, puede prepararse el segundo plato, que puede consistir en carnes y embutidos, con guarnición de brasas patatas y alcachofas

Barcelona - gastronomia-del-calçot.png

© Historiesdeunacamera.com

La calçotada 

Es una gran fiesta que se celebra comiendo y bebiendo. Para ello se utilizan exquisitos menús a partir de ensaladas, pan con tomate (la popular “pan tumaca”), diferentes embutidos catalanes, calçots con salsa romesco y un rico combinado de carnes típicas de Cataluña. 

¿Cómo mejorar este menú? Con una crema catalana de postre. Todo ello regado con un buen vino o un cava. 

El calçot en la nueva cocina

En la actualidad muchos restaurantes se han ido especializando en el calçot, y elaborando recetas creativas a partir de este producto. 

Hay diferentes recetas, en lo que supone una interesante fusión entre la cocina más tradicional y la nueva gastronomía. En cremas, rebozados, en tortillas, al horno, con carne, legumbres, patatas, incluso como parte de postres muy especiales. Son muchas las opciones para disfrutar de uno de los productos más tradicionales de la gastronomía en Cataluña.

Engel & Völkers

Barcelona
Avinguda Diagonal, 640
08017 Barcelona
España
Tel.
+34 93 515 44 44

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)