Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Los 5 principios básicos de un edificio pasivo

1.- Alto aislamiento térmico

Aumentar el espesor de los aislamientos térmicos reduce las pérdidas de calor en invierno y las ganancias de calor en verano. Con una baja transmitancia térmica de los cerramientos exteriores baja también la demanda de energía para climatizar los edificios. En función del clima, se puede optimizar el espesor del aislamiento térmico hasta encontrar el punto de inflexión, a partir del cual el aumento de grosor es muy poco relevante para la mejora de la eficiencia energética teniendo en cuenta el incremento del coste. 

Barcelona - passiv-haus.jpg

2.- Ventanas y puertas de altas prestaciones

Las zonas más débiles de la envolvente son las ventanas. Por ello, es fundamental contar con carpinterías y vidrios de muy alta calidad con el fin de limitar al máximo la fuga de energía a través de ellas. Se ha de poner mucha atención en su correcta ubicación y ejecución, utilizando ventanas con doble o triple vidrio (rellenas de argón o criptón) , dependiendo del clima y las carpinterías deben estar aisladas. El vidrio utilizado es un bajo emisivo, para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno, y mantenerlo en el exterior en verano. 


Barcelona - passiv-haus-02.jpg

3.- Hermeticidad de la envolvente térmica

Los orificios en la envolvente del edificio causan un gran número de problemas, particularmente durante los períodos más fríos del año. Flujos de aire del interior al exterior a través de grietas y huecos tienen un alto riesgo de provocar condensaciones en la construcción. Las infiltraciones de aire frío producen bajo confort para los usuarios.Debido a que en la mayoría de climas un edifico Passivhaus requiere un soporte mecánico para el suministro continuo de aire proveniente del exterior, se requiere una excelente estanqueidad de la envolvente del edificio. Si ésta no es suficientemente impermeable, el flujo de aire no seguirá los recorridos planteados y la recuperación del calor no trabajará correctamente, resultando un consumo energético mayor: es importante que una sola capa hermética al aire cubra todo el edificio.La estanqueidad puede comprobarse por el llamado Blower-door-Test (prueba de presurización). Consiste en un ventilador colocado en una puerta o ventana exterior creando una diferencia de presión de 50 Pa.La envolvente exterior del edificio debe tener un resultado de la prueba de la presurización según EN 13829 inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora (valor de estanqueidad 50 Pa). 


Barcelona - passiv-haus-03.jpg

4.- Ventilación mecánica con recuperación de calor

Consiste en recuperar gran parte de la energía que sale hacia fuera, cuando renovamos el aire utilizado (de malas características higiénicas) para pre-acondicionar el aire fresco (de buenas características higiénicas). Para minimizar la demanda energética del edificio, se establece, cada hora, una renovación de aire de aproximadamente 1/3 del volumen de los espacios (de acuerdo con la EN 15251). Con este caudal de aire fresco, podemos aportar unos 10 W/m2 de calor, y 7 W/m2 de frío en el edificio. Esta cantidad de energía necesaria para acondicionar los espacios no es muy grande y es suficiente para poder prescindir de un sistema convencional de radiadores o de un suelo radiante, con el correspondiente ahorro económico que ello supone. Para edificios de tipología Passivhaus se fija un límite en la demanda de calefacción y refrigeración de aproximadamente 15 kWh/m2a. 


Barcelona - passiv-haus-04.jpg

5.- Ausencia de puentes térmicos 

En los edificios pasivos se controla de forma rigurosa la eliminación de los puentes térmicos.Los puentes térmicos son lugares de geometría lineal o puntual del cerramiento exterior donde el flujo de energía es más grande respecto a la superficie "normal" del cerramiento. Estos puentes térmicos perjudican la eficiencia energética del elemento constructivo. Siguiendo unas pocas reglas simples es posible eliminar los efectos de los puentes térmicos.

Barcelona - passiv-haus-05.jpg

Para más info, hagan clic aquí

Fotos: PassivHaus

 La 7ª conferencia Española Passivhaus se celebrará durante los días 26 y 27 de noviembre de 2015 en Barcelona, en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Campus Ciutadella.  

Inscríbete aquí


Engel & Völkers

Barcelona
Avinguda Diagonal, 640
08017 Barcelona
España
Tel.
+34 93 515 44 44

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Barcelona y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.



Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)