Engel & Völkers Socios licenciatarios Asesora inmobiliaria Maria Danilova > Blog > Calle noble de Barcelona

Calle noble de Barcelona

La apertura de la Via Laietana se inicia en la primera década del siglo XX, fruto de la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y el Banco Hispano Colonial. El proyecto se llamó la “Reforma”, dado que fue la primera reforma de una ciudad que aún tenía calles medievales, empezando así a reformar su casco antiguo. Siguiendo la idea del urbanista Ildefons Cerdà, la Vía Laietana se convirtió en una vía rápida con el objetivo de conectar el Eixample con el puerto. Para lograr este tramo, muchas callejuelas pequeñas desaparecieron, permitiendo la llegada de la luz y sol a un barrio antiguo y oscuro.

Con el paso del tiempo, la Via Laietana se convirtió en un importante núcleo de actividades terciarias, lo que originó una tipología de edificios, enmarcados dentro del formalismo del siglo XIX con claras referencias al modelo norteamericano de la Escuela de Chicago.
Se llamó Via Laietana en recuerdo de los layetanos, pueblo íbero establecido en la zona entre el río Llobregat y el río Tordera, en lo que actualmente son las comarcas del Maresme, el Barcelonés, el Baix Llobregat y el Vallés.

(texto de la página web www.barcelonamovie.com

 Barcelona
- Calle de dos sentidos, salvo la parte que toca plaça Urquinaona. En esta parte, hay desdoblamiento del tráfico por la calle Jonqueres que termina en la misma plaça Urquinaona.

La Vía Laietana es un centro tanto de negocios como de ocio. Monumentales edificios llenos de historia alojan en su interior entidades y empresas de renombre de la ciudad. Entre los numerosos edificios, en sentido mar, destaca en primer lugar el edificio de la Caixa de Pensions (num. 56-58), obra del arquitecto Enric Sagnier, diseñado en el año 1917 con un estilo modernista e influencias neogóticas.


Muy cerca se encuentra la Casa dels Velers (num. 50), construida en el siglo XVIII como sede de la organización gremial de diversos oficios relacionados con la industria de la seda. Son especialmente destacables sus esgrafiados. 
En el otro lado de la calle se encuentra la Casa Guarro (num. 37), construida por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch en el año 1925 por encargo de los Guarro, una familia con larga tradición en la fabricación de papel. 


En el número 1 de la calle se encuentra el monumental edificio del siglo XIX de Correos, proyecto de Josep Godoy y Jaume Torres, construido entre 1926 y 1929, coincidiendo con la finalización de las obras de la Via Laietana.
Destacan también las plazas que se encuentran en su recorrido, como la de Antoni Maura, la de Ramon Berenguer, la del Àngel y, al inicio de la vía, la de Antoni López.


Para finalizar este recorrido por la Via Laietana, no se puede olvidar el nuevo mercado remodelado de Santa Caterina, inaugurado en el 2005 según el proyecto de los arquitectos Enric Miralles y Benedetta Tagliabue. De la obra destaca especialmente la cubierta ondulada de mosaicos de colores, sostenida por una estructura metálica de formas orgánicas y referencias gaudinianas, y los acabados interiores de madera.

 Barcelona
- Edificio de 1928
 Barcelona
- Finca del 1928
 Barcelona
- Ejemplo de mantenimiento excelente de las fincas de Via Laietana
 Barcelona
- Calle noble de Barcelona
Contáctenos ahora
Engel & Völkers
Socios licenciatarios Asesora inmobiliaria Maria Danilova

SABEMOS CUÁL ES EL VALOR DE SU INMUEBLE

¿Sabe cuál es el valor actual de su propiedad? No importa si quiere saber su precio de mercado o si quiere vender o alquilar el inmueble al mejor precio: nuestros expertos en marketing estarán encantados de ayudarle con una valoración gratuita y sin compromiso.

Síganos en las redes sociales