Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Finalizar el Alquiler de un Piso de Renta Antigua

Cada vez son menos los pisos de renta antigua que se pueden encontrar dentro del territorio español. Sin embargo, la ley de finales de la década de los 50 que trató de permitir el acceso a la vivienda a los más desfavorecidos tuvo tanta extensión que, hoy en día, aún perduran 200.000 de estas viviendas en nuestro país. En este sentido, ¿tienen la oportunidad los propietarios de finalizar unilateralmente el contrato de alquiler que le vincula con el arrendador sin perjudicar los pertinentes derechos de los inquilinos de renta antigua? Aquí vamos a tratar de dar respuesta a esta cuestión.

Algunos antecedentes acerca de los pisos de renta antigua

Lo primero que hay que hacer, antes de explicar las oportunidades de disolver el contrato que tienen los propietarios de viviendas arrendadas por rentas antiguas, es exponer brevemente los antecedentes de los hechos que acaecen actualmente para comprenderlos mejor. En concreto, el origen de estos alquileres está a finales de los años 50 del siglo XX, momento en el que el gobierno de Franco lanzó una serie de iniciativas para fomentar el acceso a la vivienda de las familias con pocos recursos.

Dichas iniciativas quedaron plasmadas, varios años después, en el Texto Refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, la cual estuvo vigente hasta el año 1985. Esa regulación recogía el derecho de los inquilinos a disfrutar de una prórroga forzosa de duración extraordinaria, es decir, que no se limitaba exclusivamente a los 5 años como sucedía, y todavía sucede, para el resto de los alquileres. Además, no solo transgredía la muerte o jubilación del titular, sino también su traspaso, en dos ocasiones, a descendientes o ascendientes. Además, la cuantía de la renta solo se podía modificar en muy pequeños porcentajes.


Las Rozas - alquiler

En 1985 se aprueba el conocido como 'Decreto Boyer', nombre que se le da en honor a su propulsor Miguel Boyer, ministro de Economía Hacienda del primer gobierno del Partido Socialista liderado por Felipe González. En él se suprime la prórroga forzosa y se permite a los propietarios aplicar subidas que hagan los precios más competitivos. Pero no resultó suficiente.

A pesar de que existen diversas excepciones fiscales para los propietarios de viviendas en régimen de renta antigua y que este solo es aplicable a aquellas que fuesen arrendadas antes del 9 de mayo de 1985, lo cierto es que, en estos momentos, sigue habiendo un grave problema en este sentido. Y es que los dueños de los inmuebles se ven en la tesitura de que, a tenor de la carestía actual de la vida, lo que cobran como mensualidad ni siquiera les da para mantener el inmueble. Sin embargo, la impopularidad que generaría la supresión total de estos contratos ha frenado a todos los gobiernos que han intentado acometer reformas de mayor calado.

¿Es posible suprimir un alquiler de renta antigua por parte del propietario?

La respuesta es que sí. Hoy en día, la supresión de un alquiler de este tipo sin perjuicio de los derechos de los inquilinos de renta antigua está contemplada por la ley pero solo en casos muy específicos. En concreto, son estos: 

1. Por fuerza mayor 

La ley ofrece la propiedad al propietario de extinguir el contrato de alquiler de renta antigua si la desea requerir para sí mismo para cualquiera de sus ascendientes o descendientes de primer grado. En caso de tratar de alegar esta circunstancia, es imprescindible que se alegue una justificación válida. Un ejemplo sería aquel por el que el propietario requiriese una vivienda de mayores dimensiones que la que posee actualmente para vivir. Asimismo, también se podría considerar como tal la necesidad de ocupar el inmueble por motivos familiares o laborales que exigiesen un cambio de residencia o de municipio.

En el caso de que la vivienda quiera cederse a los hijos, el proceso se simplifica bastante. En este sentido, es suficiente con acreditar que estos poseen la edad mínima para independizarse y que disponen de un trabajo remunerado. Eso sí, en cualquier caso, es indispensable efectuar una petición anticipada al inquilino para que lleve a cabo el desalojo de la vivienda a cambio de una indemnización económica. Esta será equivalente a dos años de renta en el caso de que proceda a abandonar el piso en menos de seis meses y de solo un año y tarda doce meses desde que se produjese la notificación.


Las Rozas - 2017_06 Francisco Suárez 14, 8ºB HQ 042.jpg

Foto: © Engel & Völkers Madrid

2. Residencia anual inferior a los seis meses

Otro de los motivos que justifican la extinción del contrato de renta antigua es la no ocupación, durante un período mínimo de seis meses por año, del inmueble arrendado. En caso de que este requisito no se cumpliese y el inquilino no pudiese justificar el motivo de su ausencia, el contrato se dará por extinguido.

3. Subarrendamiento a un tercero

En el caso de que el inquilino proceda a arrendar su vivienda a un tercero para aprovecharse económicamente de la baja renta mensual que paga, el propietario también tendrá derecho a desalojarlo inmediatamente sin necesidad de abonarle ninguna indemnización.

4. Posesión de otro inmueble

El inquilino no puede tener entre sus propiedades otra vivienda desocupada, ya sea en propiedad o usufructo, y disfrutar de los beneficios que implica un alquiler de renta antigua. De hecho, en caso de que el casero tuviese constancia de ello, estará en disposición de denegar la prórroga forzosa del inmueble. El único requisito contemplado por la ley es que, anteriormente a la interposición de la demanda, el arrendatario tuviese la casa en su poder durante, al menos, seis meses. Si no ha sido así, habrá que esperar a que transcurra ese plazo.



5. Otros motivos

La legislación vigente también abarca otros hechos que son motivo de supresión del contrato de renta antigua. El primero de ellos es el impago de la mensualidad del alquiler. El segundo es la ejecución de obras dentro del inmueble sin el permiso explícito y por escrito del propietario. El tercero es la comisión de daños intencionados a cualquier zona del inmueble.

¿Qué soluciones existen para resolver un conflicto por un alquiler de renta antigua?

Desgraciadamente, solo existen dos vías para proceder a la supresión de un contrato de alquiler de renta antigua. La primera de ellas es la de la negociación, que es la más recomendable y beneficiosa para las dos partes ya que implica el desalojo en el tiempo acordado y el pago de la indemnización correspondiente.

La otra, como es obvio, es la judicial, la cual solo se da cuando no existe acuerdo entre las partes. En ella, el propietario deberá demostrar ante el juez que la razón aludida para finalizar la relación de arrendador e inquilino es real, lo que suele resultar largo y costoso en términos económicos. Además, durante el tiempo que dure el juicio, el arrendatario podrás seguir viviendo dentro del inmueble con normalidad y el casero tendrá que seguir atendiendo a sus obligaciones.

En definitiva, estos son los supuestos contemplados por la ley para la supresión de los contratos de renta antigua firmados con anterioridad al 9 de mayo del año 1985. Esperamos haber aclarado todas sus dudas al respecto y que, a partir de ahora, tenga mucho más claros los pasos que debe dar para recuperar su casa.



Creemos que estos artículos relacionados también le pueden interesar:

--> Los requisitos para legalizar un piso de alquiler vacacional en Madrid

--Subvenciones al alquiler para menores de 35 años


Comparta este artículo si cree que puede ser interesante para los demás:

Facebook

LinkedIn 


Contáctenos ahora

Engel & Völkers Madrid Majadahona
Atrás
Contacto
Introduzca aquí sus datos de contacto
Gracias por su mensaje. Nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Su equipo Engel & Völkers
Tratamiento
  • Señor
  • Señora

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Madrid y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.

Enviar ahora

SABEMOS CUÁL ES EL VALOR DE SU INMUEBLE

¿Sabe cuál es el valor actual de su propiedad? No importa si quiere saber su precio de mercado o si quiere vender el inmueble al mejor precio: nuestros expertos en marketing estarán encantados de ayudarle con una valoración gratuita y sin compromiso.
Descúbralo ahora
Atrás
Contacto
Introduzca aquí sus datos de contacto
Gracias por su mensaje. Nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Su equipo Engel & Völkers
Tratamiento
  • Señor
  • Señora
Por favor, introduzca la información correcta

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Madrid y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.

Enviar ahora


Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)