Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por la página web, usted acepta el uso de nuestras cookies.
X

Un spa en casa

A todos nos gusta escaparnos un fin de semana e irnos a un spa para relajarnos y desconectar de nuestra rutina. Sin embargo, por desgracia, esto no siempre es posible. Entonces, ¿cuál es la solución? Sin duda, lo mejor es montar el suyo propio en casa. Puede que crea que es algo imposible, pero le aseguramos que no es así. Vamos a mostrarle cómo.

Prepare el ambiente

Como es obvio, el cuarto de baño es el lugar más indicado para recrear su propio spa. Empiece creando una agradable ambientación que le transmita paz y serenidad. En este sentido, las velas aromáticas, las flores, los difusores de ambientadores, las flores y los exfoliantes son instrumentos que no deben faltar para crear un entorno relajado.

Cuide la temperatura

Los expertos dicen que la temperatura a la que se consigue el máximo grado de relajación es a los 35 grados. Para alcanzarla, utiliza un calefactor o emplea agua caliente de la ducha. Puedes emplearla para llenar la bañera y, cuando esta se enfríe un poco, sumergirte en ella.

Madrid - un-spa-en-casa.jpg

Foto: © Getty

No escatime en espuma

Vierta en el agua caliente geles o sales de baño para conseguir que se cree una buena cantidad de espuma. Además, muchos de estos productos tienen propiedades exfoliantes y depuradoras sobre la piel, por lo que te aportarán múltiples beneficios. Tampoco olvides dejar una buena botella de vino y una copa junto a la bañeras.

Cierre los ojos y déjese llevar

La duración recomendada para una sesión de spa suele ser de 20 minutos pues, a partir de ahí, tiene lugar un proceso de osmosis que tiene como consecuencia la deshidratación de la piel. En cualquier caso, una vez se introduzca en el agua, le aconsejamos que cierre los ojos y aparte todos los pensamientos negativos que arrastre del resto del día.

Un toque final de agua fría

Si alguna vez ha acudido a un spa, probablemente sepa que el agua caliente se alterna con la fría. Por ello, para finalizar su sesión de spa casera, enjuague todo su cuerpo con agua a baja temperatura. Lo que conseguirá, gracias a ello, es cerrar los poros que se han abierto durante el baño e impedir que entren impurezas.

Como ha podido ver, montar su propio spa en casa es algo muy sencillo y que apenas le requerirá unos pocos euros. Sin duda, si no tiene tiempo o, actualmente, no puede permitirse el lujo de acudir a un centro especializado pero necesita desconectar de su rutina, esta es una alternativa ideal que podrá preparar en unos cuantos minutos. Puede estar seguro de que la sensación final es exactamente la misma en ambos casos.

Engel & Völkers

Madrid
Génova, 27 - 5ª planta
28004 Madrid
Spain
Tel.
+34 91 277 45 00

A la tienda


Ofrezca su propiedad

 
Sí, me gustaría que Engel & Völkers tasara mi inmueble gratuitamente y sin compromiso.

He leído y acepto la política de privacidad de Engel & Völkers Madrid y las condiciones del tratamiento de mis datos personales.


Array
(
    [EUNDV] => Array
        (
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_offer-form] => MTM5MjE5NzU3NkJ4d29xancwTDVhZWFIRzEycXAxcW9SdElHdVBqMTdV
            [67d842e2b887a402186a2820b1713d693dd854a5_csrf_contact-form] => MTM5MjE5NzU3NnlHcUR0Y2VlTXVPUndLMHZkMW9zMnRmRlgxaUcwaFVG
        )

)